23 de enero de 2021, 18:10:42
Nacional


Jordi Cuixart estrena su tercer grado con un mitin sin distancias de seguridad y llamando a "volverlo a hacer"



El activista Jordi Cuixart, ex presidente de la plataforma soberanista Òmnium Cultural y preso independentista ahora en tercer grado penitenciario, ha estrenado este viernes su nueva condición con un mitin en plena Barcelona, donde los asistentes al final no respetaron las distancias de seguridad por la pandemia de coronavirus. Sobre todo ahora que la ciudad condal está registrando un pico de rebrotes. El grito general fue claro y alto: "Lo volveremos a hacer".

Así presumía Òmnium del éxito de convocatoria:

Además, confirmó que no repetirá como presidente de Òmnium, pero sí seguirá como militante de base de la asociación.

"El tercer grado no sirve para nada. Seguiremos luchando para que se acabe toda la represión, el retorno de los exiliados y por la autodeterminación de Cataluña. Viva la República Catalana. ¡Somos y seremos!", dijo en un tuit justo antes de salir de prisión.

También concedió una entrevista a 'Catalunya Ràdio', donde declaró que "nunca conseguirán acabar con la sociedad catalana, es un éxito compartido que yo esté hoy aquí". Sobre su estancia en prisión, explicó: "La cárcel es un espacio de cierta privacidad donde se acercan las posturas, cuando nos sentamos los 7 presos no hay discusión, somos hermanos de trinchera".

Dejó claró, además, que no cejará en su empeño soberanista: "Si renunciamos a la movilización desprotegemos los derechos de nuestros hijos. Hice lo que tenía que hacer, no podía hacer otra cosa".

Por otra parte, denunció el exilio de otros políticos, sin nombrarlos, tales como Carles Puigdemont, Toni Comín, Anna Gabriel o Marta Rovira: "Estamos frente a un Estado que ha puesto toda la maquinaria en marcha para aniquilar el movimiento cívico más importante que ha habido. Resistir es vencer, y lo estamos haciendo".

En cuanto a la Mesa de diálogo abierta con el Gobierno central, expresó: "El diálogo tiene todo el sentido del mundo si no hay vetos ni límites. Si el Estado español habla de diálogo pero pone el límite de no hablar de derecho a la autodeterminación, no podemos decir que sea diálogo".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com