24 de septiembre de 2020, 22:54:32
Internacional


Incluso en su partido le critican: Trump y su inédito intento de retraso electoral



Demócratas y republicanos critican la propuesta inédita de Donald Trump de retrasar las elecciones para evitar un supuesto fraude masivo, precisamente cuando el mandatario se ha desplomado en las encuestas.

El presidente de EEUU proponía ahora retrasar las elecciones previstas para el 3 de noviembre bajo la premisa de que podrían convertirse en las "imprecisas y fraudulentas" de la historia por la previsión de un uso masivo del voto por correo dada la situación de la pandemia de coronavirus.

"Con el sistema universal de voto por correo (no el voto para los ausentes que va bien), las de 2020 serán las elecciones más fraudulentas e imprecisas de la historia. Sería una gran vergüenza para Estados Unidos. ¿Un aplazamiento de las elecciones hasta que las personas puedan votar de forma adecuada y segura?", planteó Trump a través de las redes sociales.

Una sugerencia inédita en EEUU ya que en las últimas décadas nunca ha variado la fecha de las presidenciales siempre fija en el primer martes de la primera semana completa del mes de noviembre.

Además, la idea de Trump coincide con una semana en la que las encuestas le han sido especialmente negativas -colocándole a casi 10 puntos de su competidor demócrata, Joe Biden- y cuando se han hecho públicos datos devastadores para la Casa Blanca en materia sanitaria y económica.

Por un lado, la cuestionada gestión de la pandemia: EEUU cuenta ya con 4,4 millones de positivos y ha superado los 150.000 por covid-19.

Por otro, la economía se ha desplomado un 33%, la mayor caída del PIB en el segundo trimestre. Un dato que podría dar la puntilla a las oportunidades de Trump para revalidarse en el cargo, como ya apuntó Oxford Economics en el mes de mayo si no repuntaban los mercados.

El modelo de este estudio tiene en cuenta indicadores económicos como el precio de la gasolina, la inflación, la caída del PIB per cápita o la tasa de paro para ofrecer sus pronósticos en intención de voto popular, no en sondeos telefónicos. E históricamente tiene buenos resultados, sólo habría fallado en dos ocasiones desde 1948, como recuerda 'CNN'.

Ahora bien, también es cierto que el propio Trump en 2016 o el ex presidente George W. Bush en el año 2000 alcanzaron la Casa Blanca pese a no contar con una mayoría del voto popular.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com