5 de diciembre de 2020, 9:33:24
Nacional


Lío a la vista en el Gobierno de coalición: PSOE y Ciudadanos se reúnen y Podemos se queda al margen



Parecían buenos tiempos de sintonía en el todavía novato Gobierno de coalición, pero este lunes llegará una nueva fricción por la reunión que va a tener lugar sólo entre PSOE y Ciudadanos. Unidas Podemos se queda al margen por deseo expreso de los liberales, aunque tampoco había buenas intenciones por parte de los morados.

Irene Montero, segunda de Podemos y ministra de Igualdad, ha sido muy clara este domingo al respecto del encuentro de los socialistas con los naranjas y la portavoz en este caso del partido para pronuciarse sobre el tema.

"Ciudadanos ha rechazado reunirse con el Gobierno de coalición y ha optado por reunirse sólo con el PSOE. Lo respetamos y les animamos a respetar la soberanía popular y su expresión en el Parlamento aunque el resultado no estuviera entre sus planes", dijo la dirigente de Podemos.

Esta nueva reunión entre PSOE y Ciudadanos es la segunda vez en Moncloa después de que la formación naranja fuera clave para sacar adelante la última etapa de la gestión de la pandemia a nivel estatal, cuando el Gobierno necesitaba apoyos parlamentarios para aprobar las prórrogas del estado de alarma.

Esta nueva cita servirá para analizar conjuntamente los actuales rebrotes de coronavirus en nuestro país, así como las medidas aprobadas en la Comisión de Reconstrucción en el Congreso para hacer frente a la crisis económica que deja la pandemia.

Ciudadanos, que ha vetado a Unidas Podemos, estará presente representado por Edmundo Bal, que sigue sustituyendo a Inés Arrimadas, de baja maternal. Por el Gobierno, dirigirá la reunión la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, acompañada de la ministra de Política Territorial, Carolina Darias.

Esta nueva alianza renovada con Ciudadanos no sólo molesta a los socios de gobierno, sino a socios de investidura como Esquerra Republicana, que ya dijo que se replantearía la estrategia en Madrid tras estos acercamientos a los liberales y antinacionalistas, con origen fundacional en Cataluña.

El conflicto en el Ejecutivo está claro: parte de Unidas Podemos no quiere que este entendimiento con Ciudadanos se extienda a la negociación de Presupuestos ante el riesgo de que éstos pierdan su vocación social desde la perspectiva de izquierdas. Otros dirigentes de la coalición de izquierdas, de la parte de IU, como la de su líder y ministro de Consumo, Alberto Garzón, discrepan y dejan abierto poder negociar con los liberales para poder sacar adelante las cuentas.

PSOE y Unidas Podemos sólo reúnen en total 155 diputados, y aunque cuentan con pequeñas formaciones que les podrían ser fieles, como Más País, Compromís... están lejos de la mayoría absoluta (176 escaños) si al menos obtener la abstención de Esquerra o EH Bildu. Ciudadanos, eso sí, sólo aporta 10 escaños.

Otros piensan que la estrategia real de Ciudadanos es mucho más rebuscada: seguir afianzándose en su alianza con el PSOE para molestar a Podemos y sembrar la discordia interna en el Gobierno de coalición, hasta hacer peligrar su estabilidad.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com