5 de diciembre de 2020, 0:15:12
Nacional


El País Vasco cree estar ya en una segunda ola epidémica: "No es posible una nueva normalidad"

> La consejera vasca de Salud reclama "limitar el tiempo sin mascarilla" y el contacto social

Por Diariocrítico


La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, se ha mostrado muy preocupada por la tendencia de los datos epidémicos de las últimas semanas tras ofrecer el último balance sobre el coronavirus, en base al cual en las últimas 24h se realizaron 5.617 pruebas PCR, de las que 338 pacientes fueron positivos en el País Vasco.

"Estos datos muestran sin dudas que nos estamos enfrentando a una segunda ola epidémica del coronavirus y que este nuevo episodio epidémico tiene algunas diferencias con el que sufrimos en marzo", aseguró Murga en su comparecencia.

"Es cierto que la nueva ola epidémica ha iniciado su propagación con menos fuerza. En marzo, en las dos primeras semanas pasamos de no tener casos a tener cientos de infectados y en pocas semanas se llenaron hospitales y UCIs. Esto nos podría hacer pensar que en esta nueva etapa se contagia menos el coronavirus, podríamos incluso creer que produce una enfermedad menos grave. Esto no es cierto", rechazó.

"No debemos infravalorar la capacidad de transmisión del coronavirus y tampoco los efectos que tiene en la salud. No hay motivos para creer que el virus sea más débil y menos letal en la actualidad", alertó la consejera haciendo reiteradas llamadas a la responsabilidad individual y colectiva.

"El virus que se está transmitiendo entre nosotros puede provocar la muerte o dejar secuelas permanentes como fibrosis pulmonar y otras", recordó.

Murga consideró que el hecho de que la evolución de los contagios no llegue aún a niveles de marzo es un logro de la identificación precoz de los casos mediante la realización de PCR a los contactos en la fase en la que no tienen síntomas -País Vasco es la autonomía que más pruebas PCR por 100.000 habitantes está realizando, prácticamente el doble que la media estatal- y al correcto aislamiento de los contagiados, así como al uso de la mascarilla y la distancia social, pero reclamó no bajar la guardia.

"Desafortunadamente, como demuestran los datos, el virus en la actualidad nos está ganando terreno, poco a poco, semana a semana y la realidad es que está consiguiendo infectar a mayor cantidad de personas cada día", lamentó.

Insistió en que la clave para frenar el ascenso de la curva está en las medidas de prevención: reducir el número de contactos, mantener distancia de seguridad y el uso de la mascarilla.

"El virus nos está enseñando que no es posible una nueva normalidad. Tenemos que cambiar nuestros hábitos de relación, distanciarnos 2 metros es mejor que 1,5".

Murga explicó que los contagios se están produciendo en el ocio nocturno, en terrazas, grupos de personas que charlan en las calles con un cigarro... En defintiva en cualquier agrupación de personas tanto en interior como al aire libre.

"El tiempo sin mascarilla debe limitarse", zanjó. "Esta semana es más probable que pongamos en riesgo a aquellos con quienes celebremos una comida familiar, una merienda...", advirtió.

"Estamos jugando con fuego, el virus en la situación actual nos está ganando terreno. Todos tenemos opción de contagiarnos o de contagiar", recordó.

"Prepararemos plantas específicas de hospitalización y UCIs porque decenas de las personas que se van a contagiar esta semana van a necesitar ingresar y algunas sin duda fallecerán", concluyó.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com