22 de octubre de 2020, 9:25:39
Nacional


Las confesiones más íntimas de Irene Montero: infidelidades de Pablo Iglesias, orientación sexual...



La ministra de Igualdad y número 2 de Podemos se atreve con todo y no ha tenido reparos en someterse a una entrevista muy persona en la revista 'Vanity Fair'. En ella, Irene Montero contestó a preguntas sobre su orientación sexual, prácticas sexuales del pasado o las rumoreadas infidelidades de Pablo Iglesias.

Montero considera que "una de las formas de deslegitimar a una mujer es juzgarla a través de sus parejas, sus amigos, sus compañeros de militancia o partido. Lo combato, porque es machismo puro".

La entrevistadora, Joana Bonet, también le pregunta sobre las supuestas infidelidades de su pareja, el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias. Montero fue contundente y no entró en piques: "Quien se inventa esas cosas no conoce nuestra vida. Cualquiera que vea nuestra rutina se reiría mucho, como les ocurre a nuestros escoltas y a la gente que trabaja con nosotros".

También defiende la imagen de Iglesias, muchas veces afeada públicamente: "A Pablo es fácil juzgarlo. No solo ha mostrado autoridad como secretario general, sino que ha sido el primer político que ha cogido 3 meses un permiso de paternidad para cuidar a dos hijos prematuros mientras su compañera cumplía con sus tareas laborales... Si Pablo no fuera una persona extremadamente sensible, hubiese sido muy difícil transitar en nuestras condiciones los acontecimientos que hemos vivido. No es que me haya apoyado, es que lo hemos sufrido, reído y vivido todo juntos".

En cuanto al estado de la pareja, revela: "Hay momentos difíciles y la pareja no es indiferente a las situaciones de tensión, pero también puede fortalecer el proyecto común, porque te hace reflexionar sobre el sentido de permanecer juntos, el sentido de la familia y la importancia de los amigos".

Orientación sexual

Preguntada sobre sus relaciones sexuales y su orientación sexual, también contestó sin tapujos, pero asegurando que es conservadora en este sentido. A la pregunta sobre si ha tenido relaciones con mujeres en el pasado, dijo ambiguamente: "He probado diferentes cosas, claro... En la adolescencia, en mi juventud... Pero siempre me he sentido heterosexual". "Sí, y conservadora en algunas cosas. Por ejemplo, en mi concepción de las relaciones de pareja", comentó también.

"El acceso a la belleza es un derecho", dijo luego sobre cómo la gente de izquierdas también puede escoger vestir bien y lucir bonito. "Nunca me compraría un reloj de 5.000 euros, ni de 1.000. Entiendo a quienes lo hacen con su dinero, aunque sean de izquierdas", añadía.

"La maternidad me ha enseñado a ser más tolerante con el deseo de los otros", dijo acerca de ser madre, ya de 3 niños.

El chalet de Galapagar

En cuanto al acoso que recibe su familia en Galapagar por gente que protesta por motivos políticos, explicó sobre cómo lo sufren sus hijos: "Cuando gritan, se oye. Pero nos organizamos de manera que no les afecte. Son conscientes del cambio de rutinas al acostarlos antes, por ejemplo, pero no hablamos de esto delante de ellos".

Sobre si se siente protegida en el chalet, contestó que sí: "Confío en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Se trata de una operación política y lo quiero poner en perspectiva. Mucha gente ha dado su vida por defender la libertad y la justicia social, por tanto, no vamos de víctimas aunque no nos parece un buen precedente democrático".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com