28 de enero de 2022, 18:42:46
Nacional


Burgos se acerca al confinamiento domiciliario y limita a 3 personas las reuniones

Por Diariocrítico


La Junta de Castilla y León ha trasladado al Ministerio de Sanidad su preocupación por la evolución epidemiológica en la ciudad de Burgos, la única capital de la región en la que la incidencia ha seguido subiendo a pesar de las restricciones vigentes, como el cierre de la hostelería, el toque de queda o la limitación de las reuniones sociales. Esta misma tarde se producirá una reunión y no se descarta que vuelva a imponerse el confinamiento domiciliario, al tiempo que se ha avanzado que se restringirán a un máximo de 3 personas las reuniones en el ámbito público y privado, salvo en el caso de convivientes.

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, han confirmado que la evolución de la pandemia en Burgos es "muy muy preocupante". Tanto los dirigentes autonómicos como el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, han pedido a los burgaleses un "confinamiento voluntario", al tiempo que han anunciado nuevas medidas, que se suman al toque de queda nocturno y el cierre de la hostelería.

Mientras las restricciones como el toque de queda nocturno y el cierre de la hostelería han permitido doblegar la curva en el resto de la región, ni Igea ni Casado se explican qué ha fallado en Burgos. "Me encantaría saber por que ha sucedido; es complicado saber qué pasa", ha admitido la consejera de Sanidad.

La incidencia acumulada de casos en la última semana se sitúa en 900 casos por cada 100.000 habitantes en Burgos, una ciudad con algo más de 175.000. Según Igea, la cifra podría ser el doble (1.800) en la próxima semana, si la situación no cambia. Por este motivo, se han adoptado nuevas restricciones en la capital, donde no se podrán producir reuniones sociales de más de 3 personas, a excepción de los convivientes, ni en espacios públicos ni privados. Además, se realizarán rastreos masivos, se limitarán aún más los aforos en ceremonias religiosas y civiles, y se tomararán muestras de aguas residuales en más puntos de la ciudad.

El alcalde burgalés, Daniel de la Rosa, ha pedido a los ciudadanos un "confinamiento voluntario", y en este momento está sobre la mesa la petición del confinamiento domiciliario al Ministerio de Sanidad. Esta tarde se celebrará una reunión entre los responsables sanitarios de los gobiernos central y autonómico, en la que también participará el alcalde.

Según el último decreto de estado de alarma, si las comunidades autónomas quieren imponer el confinamiento domiciliario, solo pueden acogerse a la Ley General de Salud Pública y solicitar autorización a los tribunales. Aunque varias autonomías han pedido que se modifique el estado de alarma para que permita dar cobertura legal a esta medida, el Gobierno descarta la idea por el momento.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.diariocritico.com