23 de enero de 2021, 22:31:48
Nacional


Una 'rave' en Cataluña que empezó en Nochevieja genera una fuerte polémica por su lento desalojo por los Mossos



La fiesta "rave" ilegal que empezó a celebrarse sobre las 21.00 horas del pasado día 31 de diciembre en una nave abandonada del municipio barcelonés de Llinars del Vallès y que continuaba activa este sábado 2 de enero, fue finalmente finalizada por la intervención policial.

Los Mossos d'Esquadra explicaron el día 1 que tenían previsto actuar policialmente "en las próximas horas" si los participantes no abandonaban el lugar por voluntad propia, aunque este sábado la fiesta aún continuaba en la nave.

Tras las críticas recibidas, este sábado actuaron de inmediato e informaron de que los agentes habían "intervenido los equipos de sonido y todo el material utilizado para celebrar la fiesta. Denunciaremos los organizadores y todos los asistentes". Y avisaba: "La normativa por hechos como los registrados en Llinars prevé sanciones de 3.000 hasta 600.000 euros".

Más de 200 personas de varias nacionalidades han participado desde el último día de 2020 en esta fiesta, que fue denunciada por los vecinos de la zona sobre las 21 horas del mismo día 31 y que, según algunas fuentes, pretendían alargar hasta el día 4 de enero.

En un primer momento, los Mossos señalaron que no querían desalojar por "por criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad" y para evitar con ello graves incidentes.

A las personas que han abandonado la nave ya se les ha identificado y se ha tramitado la correspondiente denuncia, entre otras cosas, por asistir a una fiesta prohibida con motivo de la covid-19, sin guardar las distancias de seguridad ni usar mascarilla.

La fiesta "rave" ilegal ha estado activa más de 40 horas.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com