22 de enero de 2021, 7:09:38
Nacional


Andalucía y Baleares endurecen sus restricciones por la evolución de la pandemia

Por Diariocrítico


Las comunidades autónomas continúan tomando medidas para combatir la tercera ola, ante el repunte de contagios tras las fiestas de Navidad. Este viernes, Andalucía, Baleares y la Comunidad de Madrid han anunciado el endurecimiento de sus restricciones para tratar de frenar la tendencia ascendente de la pandemia.

Un día después de que Castilla y León anunciase la prórroga del cierre perimetral y el toque de queda hasta el fin del estado de alarma, previsto para el 9 de mayo, otras tres regiones han confirmado que endurecen sus restricciones: Madrid, Andalucía y Baleares.

La Comunidad de Madrid, que registra más de 400 contagios por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, ha ampliado las restricciones de movilidad a 23 zonas básicas de salud y 9 localidades más, de forma que a partir del lunes 11 de enero, 41 zonas básicas de salud (ZBS) y 14 localidades, en las que viven 1,2 millones de madrileños, tendrán prohibida la entrada y la salida, salvo por causas justificadas.

La Junta de Andalucía mantendrá a partir del 10 de enero el cierre perimetral de la región, aunque "por el momento" se mantiene la movilidad entre provincias, con la excepción de los ocho municipios del Campo de Gibraltar, que continuarán cerrados, y la localidad cordobesa de Añora.

Entre las principales restricciones, se adelanta el toque de queda a las 22.00 horas y se mantiene el límite de las reuniones en seis personas, y se adelanta a las 20.00 horas el cierre de los comercios y a las 18.00 horas el de la hostelería, excepto las cafeterías que podrán permanecer abiertas hasta las 20.00 horas, siemmpre que no vendan alcohol.

Bares y restaurantes podrán mantener el servicio de comida a domicilio, que podrá recogerse en los locales hasta las 21.30 horas y podrá ser repartido hasta las 23.30 horas.

Los municipios de La Línea de la Concepción y Añora son los únicos de Andalucía en nivel 4 grado 2, por lo que, en ellos, además del cierre perimetral, se restringe completamente toda la actividad comercial, hostelería y de ocio.

El Govern de las Islas Baleares ha decidido reforzar las medidas en Mallorca, que se encuentra en situación de riesgo de extremo. En la isla se cerrará la hostelería durante dos semanas, aunque se mantiene el servicio de comida a domicilio, y se clausurarán las grandes superficies comerciales que no dispensen productos de primera necesidad.

El Consell de Govern aprobará el lunes estas restricciones, que afectan a la actividad de restauración, la comercial y los gimnasios, y que entrarán en vigor el 12 de enero.

En Mallorca hay 90 pacientes con COVID-19 en las UCI y más de 300 ingresados en planta y los hospitales de Son Espases, Son Llàtzer y Comarcal de Inca han tenido que reducir la actividad quirúrgica en previsión de los posibles ingresos, teniendo en cuenta la evolución de la incidencia de casos.

Mallorca, en nivel 4 de alerta sanitaria, adelanta a las 22.00 horas el toque de queda, una medida que se suma al cierre de la hostelería y las grandes superficies comerciales, excepto los supermercados. El pequeño comercio, continúa abierto con el aforo del 30% y el cierre a las 20.00 horas. Además se suspende la actividad de gimnasios y spas.

Las medidas se detallarán en el acuerdo de Consell de Govern que se aprobará el lunes; entrarán en vigor el martes y serán vigentes 14 días, hasta el 26 de enero.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com