3 de marzo de 2021, 19:02:09
Nacional


El 14-F deja la participación más baja de la historia en Cataluña

Por Diariocrítico


La pandemia del coronavirus ha disparado el voto por correo en las elecciones catalanas, aunque se ha desplomado la participación en las urnas, que ha registrado la cifra más baja de la serie histórica, con un 53,5%, ya que hasta ahora, el peor dato se registró en 1992, cuando participaron un 54,9% de los electores. El fantasma de la abstención ha estado presente durante este toda la jornada, y es que tanto en el avance de las 13.00 horas como en el de las 18.00 horas se ha constatado una importante caída con respecto a los comicios de 2017.

Las situaciones no son equiparables, ya que en 2017 las elecciones se celebraron en pleno procés y registraron un récord de participación, con el 81,9% de los electores. Pero en esta ocasión, la pandemia del coronavirus ha marcado la cita con las urnas desde el momento del decreto de convocatoria, y ha afectado notablemente a la participación, a pesar de que el voto por correo ha aumentado en un 350% respecto a las últimas elecciones.

A las 18.00 horas, en el segundo avance de participación, el 45,7% de electores habían acudido a los colegios electorales, y en las dos horas posteriores, hasta el cierre de las urnas, apenas ha subido ocho puntos, hasta el 53,5%. Así, han participado en la jornada 2.831.521 de los 5,3 millones de catalanes llamados a votar.

Normalidad en la jornada

La jornada electoral se ha desarrollado con normalidad, según el Govern, que no ha destacado incidencias reseñables y se ha podido constituir la totalidad de las mesas. Este era uno de los temores del Ejecutivo catalán, que incluso se planteaba suspender la publicación de resultados este domingo si un número notable de mesas quedaba sin formarse. Y es que pese a las dificultades y algunos retrasos, antes de las 12:00 horas se había constituido el 100% de las mesas.

El panorama electoral apenas ha variado en Cataluña, donde el independentismo ha aumentado su mayoría en el Parlament, y a pesar de que el PSC ha obtenido más votos, y ha logrado duplicar la presencia de socialistas en la Cámara regional. La gran sorpresa ha sido la irrupción de Vox, que no solo ha superado al PP en escaños, sino también a Ciudadanos, el partido que ganó las elecciones hace cuatro años. La formación de Inés Arrimadas y su candidato Carlos Carrizosa han sufrido una estrepitosa caída en las urnas, donde han quedado relegados a las últimas posiciones, tras pasar de 36 a 6 diputados, mientras que el PP ha cosechado su peor resultado y ha pasado de 4 a 3 escaños.


Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com