17 de junio de 2021, 22:23:44
Nacional


Los partidos independentistas se comprometen a desencallar las negociaciones para la investidura

Por Diariocrítico


La formación anticapitalista CUP ha ejercido de mediadora entre ERC y Junts per Cataluña en la recta final del plazo para la formación de Govern. En una reunión este miércoles, los tres partidos han alcanzado un "acuerdo de mínimos" en el que se comprometen a evitar la repetición de elecciones. En un comunicado conjunto, se emplazan a separar el debate sobre la estrategia soberanista del acuerdo para la formación de gobierno.

Un día después de que ERC y JxCat escenificasen la ruptura de las negociaciones para la investidura, la CUP ha decidido mover ficha y convocar una reunión a tres bandas para tratar de desencallar la legislatura. Tras el encuentro, que ha durado en torno a dos horas, se ha difundido un comunicado conjunto, bastante ambiguo, en el que los tres partidos se comprometen a evitar la repetición de elecciones.

La CUP había planteado cuatro grandes acuerdos para un pacto de mínimos, que pasan por "dar una repuesta a la crisis social y económica" derivada de la pandemia del coronavirus, así como por "construir un muro de defensa de los derechos fundamentales y básicos que tienen un amplio apoyo por parte de la sociedad catalana y que no tienen cabida en el marco del Estado", en referencia, al derecho de autodeterminación.

El tercer punto del acuerdo versa sobre la convocatoria de la primera reunión para un Acuerdo Nacional por la Autodeterminación, "más allá de los partidos políticos y que agrupe la amplia mayoría social del país favorable a la solución democrática que vive el país, con el compromiso inequívoco que desde el diálogo y el embate democrático al Estado se pueda alcanzar el ejercicio de la autodeterminación y la amnistía durante la próxima legislatura".

Y por último, el principal escollo entre ERC y Junts, que ha sido la estrategia política. Tal y como planteaba la CUP, se trata de situar el debate estratégico independentista fuera del marco del pacto para la formación de Govern, alejándolo de las tensiones del día a día y de la disputa tacticista. Se refiere este punto a la disputa entre ERC y Junts sobre el papel del Consell de la República y el ex president Carles Puigdemont, que los republicanos rechazan por considerarlo una "tutela al Govern".

El acuerdo no habla de la composición del Govern, y en este momento, parece que ERC podría gobernar en solitario si Junts respalda la investidura de Pere Aragonès. Por tanto, habrá que esperar para saber si el compromiso adquirido este miércoles sirve para desencallar la investidura. El tiempo sigue corriendo y apenas restan 14 días para que expire el plazo que evitaría la repetición de elecciones.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com