8 de diciembre de 2021, 4:04:32
Nacional


España ya ha devuelto a 2.700 migrantes de los más de 6.000 que entraron desde Marruecos

> Hace dejación de control fronterizo como respuesta a que España recibiera al líder del Frente Polisario

Por Diariocrítico


Hace unas semanas España tomaba la decisión humanitaria de acoger en nuestro país a Brahim Gali, líder del Frente Polisario, enfermo de cáncer y con covid. El mandatario saharaui se encuentran en el hospital San Pedro de Logroño a sus 73 años, grave tras contagiarse de coronavirus.

Sin embargo, Marruecos reaccionó rápidamente al fitrarse este hecho advirtiendo a España de sus consecuencias diplomáticas, y ahora ha llegado su 'revancha', jugando con la vida de las personas migrantes.

En concreto, ha permitido que más de 6.000 inmigrantes pasaran a Ceuta a nado bordeando el espigón tanto de Benzú como de El Tarajal (las 2 fronteras norte-sur por mar con Marruecos), muriendo algunas de ellas. De momento sólo se da la cifra oficial de un fallecido. Los agentes fronterizos no pudieron hacer frente al fuerte aluvión de migrantes allí concentrados.

(Vista por satélite de la frontera en la costa de El Tarajal)

(Vista por satélite de la frontera en Benzú)

Según el Gobierno, fueron finalmente más de 6.000 los inmigrantes que cruzaron de esta manera la frontera y cerca de un millar que serían menores no acompañados (MENA).

Según el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se han devuelto ya a 2.700 por la vía rápida, pasado el mediodía. Ha negado que se hayan retornado a menores, aunque otras fuentes apuntan a que han visto a decenas de ellos regresando a su país.

"Ceuta es tan España como lo es Madrid, Sevilla o Barcelona, y el Gobierno no va a cejar ni un segundo en adoptar todas las medidas que sean necesarias para revertir esta situación y dar apoyo a los ciudadanos ceutíes", ha afirmado Marlaska en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El titular de Interior ha mantenido que el Gobierno es y seguirá siendo "contundente en la defensa de las fronteras",y ha señalado que 200 efectivos se han sumado a los 1.100 agentes que se encuentran de forma permanente en el terreno. Los nuevos efectivos se desplegarán en los lugares de paso desde Marruecos, efectuarán labores de seguridad ciudadana y agilizarán los trámites de devolución de los inmigrantes ilegales.

El ministro también ha anunciado que efectivos de las Fuerzas Armadas se han desplegado en la zona y participan en patrullas conjuntas con la Policía Nacional y la Guardia Civil. "Se trata de una situación extraordinaria y excepcional, a la que estamos dando respuesta con medios también extraordinarios".

Marlaska se desplaza esta tarde a Ceuta, acompañado por los directores operativos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, donde mantendrá una reunión operativa de coordinación de ambos cuerpos, junto con la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, y con el presidente de la ciudad autónoma, Juan José Vivas.

Marruecos también habría hecho dejación de sus labores fronterizas en Melilla, un compromiso que tiene el país vecino como parte de los acuerdos bilaterales con la UE. En esta otra ciudad habrían entrado cerca de un centenar de migrantes.

El Gobierno va a trasladar a unos 200 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil para reforzar los controles.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, no ha querido lanzar todavía acusaciones a Marruecos y prefiere pensar que no es un gesto de castigo por haber permitido la entrada a España de Brahim Ghali, obviando a Marruecos en la gestión. Laya ha dicho que "no, no nos consta", en una respuesta a la prensa durante un acto de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Desde Vox ya han protestado por estos hechos y su presidente, Santiago Abascal, además de criticar al Gobierno, anunciaba su visita a Ceuta para conocer desde el terreno esta nueva crisis migratoria.

En redes sociales, afirmó: "Marruecos está invadiendo Ceuta con miles de asaltantes por la inacción cobarde y criminal del Gobierno que ha rendido nuestra frontera sur. Exigimos el despliegue del ejército y la expulsión de los invasores. Mañana me desplazaré a Ceuta para apoyar a nuestros compatriotas".

Además, acusó a Pedro Sánchez de rendir "la frontera sur de España en Ceuta, Melilla y en nuestras costas peninsulares". "No están llegando refugiados que huyen de una tiranía, están entrando soldados obedeciendo a su gobierno, el marroquí, que ha ordenado la invasión", comentó. También pidió: "El ejército debe ser desplegado inmediatamente, la seguridad y libertad de los habitantes de Ceuta garantizada, y los invasores expulsados".

Según la 'SER', el perfil de estos migrantes que intentan entrar en Ceuta y Melilla son jóvenes marroquíes de entre 16 y los 30 años que viven en la zona de Castillejos.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com