12 de junio de 2021, 20:43:56
Toros


San Isidro: oreja para el toreo puro de Ureña y otra para el toreo industrial de Perera

Por Emilio Martínez

Acontecieron dos buenas noticias en esta octava de la feria del mal fario, por los graves percances habidos hasta ahora -de los que afortunadamente se van recuperando los heridos-. Por un lado, esta vez no hubo ninguna cornada y, por otro, se disfrutó mucho con el toreo puro de un Paco Ureña que parece ir rememorando el arte que tanto ha cascabeleado desde hace unas temporadas. A su esportón fue a parar un trofeo de mucho mérito y peso, también el de Miguel Ángel Perera recogió otra oreja de esas facilongas ganada con sus formas y fórmulas de producción industrial. Ante un encierro de excelente presentación de García Jiménez y Olga Jiménez blando, muy poco picado y noble, con un cuarto de nota, el peor lote fue para Daniel Luque, que tras su triunfo hace tres días se había ganado el paseíllo en lugar del aún no repuesto Emilio de Justo y que ahora quedó inédito.


Fue un primor ver cómo Ureña, tras recibir a su primero con despaciosas verónicas con empaque y mando, le hizo un quite por suaves delantales embebido el funo en el percal. Después, aunque el nobilísimo animal era en exceso corretón, lo fue sometiendo con tandas de profundos naturales, ora con cargazón de la suerte ora enfrontilado, siempre en el sitio. siempre sin ventajismos, siempre intentando -y casi siempre consiguiendo- la pureza. Fue una labor justa y medida, porque cuando su enemigo perdió fuelle, entendió que era la hora de despenarlo y lo hizo de una buena estocada, aunque perdiendo la muleta. También justo y medido fue el premio desde el palco presidencial, que se negó a otorgar la segunda como pedía parte del cotarro.

Tardó el lorquino en cogerle el aire al el quinto, que se revolvía pronto por el pitón derecho, pero vio que por el izquierdo, si se le pisaba al animal su terreno, llevaba un tesoro y lo sacó a relucir de nuevo imantando a su muleta sus astas sumisas en varias series de lujo con la pasión del coletudo como denominador común. El pinchazo algo desprendido tirando a bajonazo y la necesidad del verduguillo le impidieron cortar oreja.

Sí la obtuvo Perera ante el descarado veleto que abrió función, de franca embestida, y el extremeño llevó a cabo una de sus faenas largas –incluido un bonito desarme- siempre citando en línea, siempre con la pierna contraria retrasada y con una abundante producción de pases. Tampoco sorprendió Perera con el cierre de la labor ya con encimista cercanía a las astas del bicho antes de una buena estocada que no fue óbice ni cortapisa para que alborearan moqueros y el usía sacara el suyo.

Sin embargo no sólo no asomó ni un pañuelo, ni sonó la música, al término de su faena al cuarto. Un torazo muy codicioso, una máquina de embestir al que, aparte de otro bonito desarme, respondió el extremeño con una nueva producción mecánica e industrial de pases y más pases, sin mando ni musa, por ambos pitones, a la par que desligados y esturreados por toda la arena.

Lo más raro y negativo de ese buen capotero que es Luque fue que no dejó ni una verónica para el recuerdo. Hay días que no está uno para nada, ni siquiera para tener fortuna con el lote, porque le tocaron en desgracia el más flojo de todo un encierro que arrastró ese defecto en general, el tercero, que en la primera serie de muletazos hocicó la arena. Y, para colmo, el único descastado, un veleto de impresionante arboladura que cerraba la corrida y con el que tras breve intento de lucir lo pasaportó rápido. Dentro del buen nivel de banderilleros con los palitroques, destacaron y saludaron dos de la cuadrilla de Perera: Curro Javier en el primer toro y Javier Ambel,en el cuarto.

FICHA DEL FESTEJO

Cuatro toros de HERMANOS GARCÍA JIMÉNEZ y 2º y 3º de OLGA JIMÉNEZ, todos cinqueños y con trapío, nobles aunque flojos y que dieron juego excepto el descastado 6º. MIGUEL ÁNGEL PERERA: oreja; palmas tras aviso. PACO UREÑA: oreja; gran ovación. DANIEL LUQUE: palmas; silencio. Plaza de Vistalegre, 20 de mayo, 8ª de Feria, menos de un tercio de entrada sobre el aforo permitido de 6.000 espectadores.

Crónica del festejo anterior

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com