18 de septiembre de 2021, 15:53:17
Internacional


El controvertido discurso de investidura de Pedro Castillo como nuevo presidente de Perú



El nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, realizó un discurso de investidura que ha sido muy comentado por todas las novedades que supondrán para el país.

El líder izquierdista e indigenista anunció que enviará al Congreso un proyecto para reformar la Constitución, lo que algunos ven como un intento peligroso por controlar la nación, al estilo venezolano.

También anunció el regreso del servicio militar obligatorio para jóvenes que no estudian ni trabajan, así como la expulsión casi inmediata de los extranjeros residentes que delincan.

Estas medidas más autoritarias y extremas también fueron completadas con anuncios para reforzar el sistema de educación público, así como la sanidad nacional.

Castillo asumía el poder en plenas fiestas patrias del 28 de julio, equivalente al 4 de julio de EEUU, ya que se conmemora la independencia del país y justo este año, además, se celebraban los 200 años, el Bicentenario de esa independencia del Peru.

Inquietud e incertidumbre

La mitad del país mantiene un clima de esperanza pero la otra mitad vio con temor la llegada de Castillo al cargo. Otro tema que ha inquietado al país es que el presidente sigue sin anunciar a sus ministros, lo que ha hecho incrementar el clima de incertidumbre.

Sin embargo, el asunto estrella sigue siendo la famosa Asamblea Constituyente, que debe elaborar una nueva Constitución que sea aprobada por un Congreso donde Castillo no tiene mayoría, ante el éxito generalizado en las elecciones de los partidos de centro-derecha, derecha y liberales.

También llamó la atención su anuncio de que la sede de la presidencia del país, el Palacio de Gobierno del Perú, en plena Plaza de Armas del centro de Lima, pasará a ser la sede del nuevo MInisterio de las Culturas, como homenaje a los indígenas y culturas autóctonas del país. Esta sede suele conocerse como 'Casa de Pizarro' y Castillo cuestionó el legado colonialista del país. El presidente, sin embargo, no anunció cuál seria su nueva sede ni si hay otros motivos para cambiar ese lugar.

Las elecciones en su segunda vuelta no pudieron ser más divididas. Se produjo un empate entre Castillo y la candidata de la derecha, Keiko Fujimori, hija del autoritario y condenado presidente Alberto Fujimori. La diferencia entre ambos fue de tan sólo unas 45.000 papeletas.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com