28 de octubre de 2021, 9:24:26
Nacional


Continúan los desalojos en La Palma tras abrirse una nueva boca del volcán durante la noche



Hay más de 5.500 desalojados ante el avance de las coladas del volcán de La Palma, que han engullido al menos 300 viviendas a su paso.

La apertura de una nueva boca durante la noche del lunes al martes, que serían ya 9 en total, agrava la situación en la isla. Al menos se ha descartado una fractura, que habría provocado más daños a la zona de la erupción.

La boca ha surgido en la zona de Tacande, en el municipio de El Paso.

RTVE informa de 106 hectáreas cubiertas por la lava y 166 viviendas destruidas.

Existe la posibilidad de que se generen más explosiones y emisiones de gases nocivos. Sobre todo cuando la lava llegue al mar.

En el balance también hay que apuntar más de un centenar casas devoradas por la colada de la lava y también las carreteras.

Medidas de emergencia

El PEVOLCA (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias) ha establecido un semáforo como sistema de alerta a la población basado en 4 colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo.

En el rojo se lleva a cabo la evacuación obligatoria de las zonas de riesgo.

Éstas son las recomendaciones del Pevolca, que parecen de situación de guerra:

Entre las recomendaciones está cerrar todas las ventanas y puertas exteriores, bajar las persianas y cerrar los suministros de agua, gas y electricidad.

Llevar en una mochila su documentación y medicamentos de uso diario, teléfono móvil y su cargador, radio a pilas, linterna, ropa para unos 3 días. Utilice sólo los teléfonos para lo estrictamente necesario

Dirigirse a los puntos de reunión establecidos y si tiene que ir a un albergue, acudir a los puntos de filiación.

En semáforo rojo también se facilitan indicaciones para protegerse de la caída de cenizas. No acercase al por ningún motivo al volcán, o a los flujos de lava.

En este sentido, hay que permanecer en sus domicilios hasta que se haya asentado, a menos de que haya peligro de que se derrumbe el techo.

Evite salir y si lo hace, cúbrase la nariz y boca con una mascarilla para evitar inhalar las cenizas directamente. Protéjase los ojos con gafas de protección tipo máscara, use gafas en vez de lentillas o coloque un paño húmedo sobre la boca. Evite hacer ejercicio al aire libre.

Cuando esté cayendo ceniza, cerrar las puertas, las ventanas y toda la ventilación de la casa (chimeneas, calefacción, aires acondicionados, etc.). Quitar la ceniza acumulada de los techos planos y de las canaletas de lluvia y mantener tapados depósitos y cisternas de agua.

Hay que evitar que la ceniza haga contacto con los alimentos. Lavar bien frutas y legumbres y no consumir alimentos al aire libre.

La ceniza acumulada hay que recogerla en bolsas plásticas, depositarla en contenedores y evitar tirarla al alcantarillado público.

Mientras dure el fenómeno hay que evitar conducir. Si tiene que hacerlo, extreme la precaución y no sobrepase los 40 km/h.

Las cenizas volcánicas consisten en fragmentos muy finos que pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas, así como irritación en la piel.

Mantenga apagados los motores de los vehículos. Conducir puede levantar la ceniza, los motores pueden obstruirse y los vehículos pueden averiarse.

En el caso de sentir un sismo en el interior de una vivienda, protéjase bajo el marco de una puerta o de un mueble sólido, como una mesa, y sitúese lejos de las ventanas. No use el ascensor. Si tiene que abandonar tu casa, desconecta agua, luz y gas.

Si se encuentra en el exterior, aléjese de edificios altos, postes de la luz, vallas publicitarias, etc y así está cerca del mar, apártese de la orilla.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com