28 de octubre de 2021, 10:50:03
Nacional


Un experto vulcanólogo, sobre La Palma: "Se prepara una lucha de titanes"



El flujo de lava del volcán de La Palma en Cumbre Vieja avanza inexorablemente hacia el mar y no se puede hacer absolutamente nada al respecto.

Un vasto río de lava fundida de un volcán canario se dirige hacia el mar, destruyendo todo a su paso y provocando el temor de que genere nubes de gases tóxicos cuando llegue al agua.

El experto vulcanólogo David Calvo asegura que "se prepara una lucha de titanes".

Balance de los daños

Siguen las malas noticias en torno a la actividad volcánica en La Palma. Para empezar, el volcán de la isla ha entrado en una nueva fase, llamada explosiva.

Si bien no implica que sea más peligrosa, sí expulsará más lava. Además de las 9 bocas abiertas que tiene ahora mismo, se espera que se abran nuevas, aumentando las coladas por la isla.

"La Red Sísmica Canaria está registrando desde las ultimas 4 horas un fuerte incremento en la amplitud del tremor volcánico que es una indicador de la intensidad de la actividad explosiva estromboliana en las bocas activas en este momento", explicó Involcan, el Instituto Volcanológico de Canarias.

El Involcan calcula que la expulsión de lava podría extenderse entre 24 y unos 84 días. Eso significaría llegar hasta diciembre con la erupción activa.

También ha aumentado la emisión de gases en las cercanías, lo que obligó a la evacuación de otras zonas pobladas más próximas.

El lado positivo es que la erupción está siendo de tipo 'estromboliano', que significa que hay bajo índice de explosividad y que las coladas de lava avanzan lento, lo que permite tener más margen de maniobra para desalojar poblaciones y la movilidad en la isla en función del avance de las coladas.

Evacuados y viviendas destruidas

Ya son más de 6.000 personas las evacuadas y ha destruido 183 viviendas y otros inmuebles, entre ellos un colegio público. Habrá muchas más.

La lava cubre 154 hectáreas de terreno según Involcan y se temen especialmente las emanaciones de azufre y dióxido de carbono. Así lo prevé el sistema europeo Copernicus:

Pese a la gravedad de la situación, no ha habido daños personales que se conozcan, y el tráfico aéreo sigue abierto en la isla.

Tampoco, de momento, se espera que la lava llegue próximamente a la costa, como sí se esperaba el lunes por el avance más rápido de la colada de lava.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com