27 de noviembre de 2021, 20:58:10
Internacional


Europa se harta de los no vacunados: varios países les imponen restricciones especiales

> Moscú confina a los mayores no vacunados, Letonia autoriza su despido, Rumanía les impone el toque de queda...

Por Eva Cifuentes


Las vacunas han contribuido a reducir la incidencia y las muertes por el coronavirus a nivel mundial, pero la relajación de las medidas y la vuelta a los movimientos masivos ha provocado otra oleada de contagios en gran parte de Europa.

Además de la relajación de las medidas sanitarias como el uso de mascarillas en interiores, la vuelta a la 'nueva normalidad' tras la campaña de vacunación trajo consigo viajar de nuevo, reuniones sin limitaciones, comercios y locales de ocio con más aforo...Una situación que con la llegada del invierno y con el número importante de no vacunados en muchos países, ha degenerado en una nueva oleada de coronavirus.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en toda Europa han muerto en la última semana debido al covid 24.000 personas y se han registrado 1,8 millones de nuevos casos.

Pese a que países como España, Irlanda o Finlandia se superan con holgura el 70% de personas vacunadas con la pauta completa, varios países del viejo continente no llegan a los niveles óptimos y esperados y las cifras del covid no dejan de aumentar.

Francia, Alemania, Suiza, Hungría o Rumanía (entre otras potencias) no llegan al 70% de población vacunada y sus Gobiernos se han hartado y han decidido imponer más restricciones a los no vacunados en un intento de obligar a más población a recibir la vacuna así como a evitar la propagación del virus por este sector.

Despidos, toques de queda, confinamientos...los gobernantes se hartan de los no vacunados

Con el nuevo repunte del coronavirus en muchos países y la Navidad a la vuelta de la esquina, los Gobiernos intentan evitar a toda costa nuevos confinamientos o cierres de comercios para no dar otro batacazo a su economía.

Pero si el ritmo de crecimiento del coronavirus no se detiene o si las muertes y la saturación hospitalaria comienzan a ser extremas, las medidas necesarias no gustarán y además supondrían otro varapalo económico, por lo que han apostado por dificultar la vida a los negacionistas o personas que rechazan vacunarse.

En Rumanía las autoridades han decidido que los no vacunados no puedan salir por la noche, a partir de las 22 horas, a los que no tengan la pauta completa de la vacuna. Además, una vez finalice el toque de queda, tampoco podrán entrar en bares, restaurantes, tiendas y oficinas públicas.

El país está de nuevo al borde del colapso sanitario y ha tenido que posponer las operaciones no esenciales además de derivar pacientes a países vecinos tras la oleada de contagios y muertes de covid que está volviendo a sufrir.

Situación parecida la que discurre en Letonia, cuyas hospitalizaciones diarias se han disparado y el Gobierno ha autorizado a despedir a aquellos trabajadores que se nieguen a vacunarse.

Rusia, que está viviendo otra oleada negra del coronavirus con récord diario de muertes prácticamente cada día, intenta contener el virus con confinamientos o vacaciones obligadas, pues solo se ha vacunado 1 tercio de la población y más de la mitad rechaza hacerlo. El alcalde de Moscú ha decretado que todos los mayores de 60 años que no estén vacunados van a estar confinados durante los próximos 4 meses.

Grecia también ha informado de que los no vacunados no podrán acceder a tiendas de ropa, cines, museos, bancos, edificios públicos...etc. El Ejecutivo heleno tampoco quiere nuevos confinamientos masivos ni retrocesos de la economía y ha puesto el foco en los negacionistas.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com