10 de diciembre de 2019, 7:02:10
Noticias

La zona de Azca es "una de las más valiosas desde el punto de vista comercial"


El solar del Windsor será objeto de un desarrollo comercial acorde con la zona de Azca


El solar que ocupó el edificio Windsor, incendiado en febrero de 2005, y que fue comprado en diciembre pasado por El Corte Inglés a la familia Reyzábal, será objeto de un desarrollo comercial acorde con la zona de Azca, según avanzaron fuentes de la empresa.


El terreno está ubicado "junto a uno de los grandes centros comerciales del grupo y en un lugar de especial relevancia desde el punto de vista comercial", y por ello "se puede avanzar que será objeto de un desarrollo comercial acorde con la zona en la que está situado".

Esta adquisición de suelo en el complejo de Azca permitiría al líder español de la distribución expandirse en una ubicación de gran potencial comercial, ya que justo al lado dispone de uno de sus mayores centros comerciales. Concretamente, las mismas fuentes señalaron que la zona de Azca es "una de las más valiosas desde el punto de vista comercial y que cuenta con un gran potencial de desarrollo". Asimismo, afirmaron que la adquisición del solar del edificio Windsor es una operación recién cerrada y todavía es "prematuro" hablar sobre el proyecto "definitivo".

El edificio Windsor se incendió totalmente en la madrugada del 12 de febrero de 2005, por lo que fue derribado. Fuentes del mercado cifraron la adquisición de la totalidad del capital de Asón Inmobiliaria, propietaria del solar sobre el que se levantaba el rascacielos y del 20 por ciento de Torre Picasso, en unos 500 millones de euros.

Los activos adquiridos a la inmobiliaria por el grupo que preside Isidoro Álvarez comprenden unos 60.000 metros cuadrados de superficie de oficinas, además de 800 plazas de aparcamiento en las principales zonas de negocios de la ciudad.

Asón inmobiliaria dispone además del Edificio Marbella, situado en la Avenida de la Ilustración de Madrid, con distintos locales comerciales de los barrios madrileños de Salamanca y Chamberí y con inmuebles residenciales en las provincias de Castellón, Murcia y Vizcaya.

La familia Reyzábal decidió en mayo de 2006 poner en venta su empresa tras recibir "muestras de interés no solicitadas" de una veintena de grupos, entre los que seleccionó solamente a seis candidatos formados por inmobiliarias, fondos y grupos patrimoniales.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com