www.diariocritico.com
La increíble historia de María José Maroto, una directiva que
Ampliar
(Foto: RMA)

La increíble historia de María José Maroto, una directiva que "ni era deportista", convertida ahora en 'Ironwoman'

Pasan unos minutos de las 10.00 de la mañana y María José Maroto (MJ) está sentada en su coche con la ‘única’ compañía de su ordenador portátil, siempre conectado a la Red, su teléfono móvil y su bici. Se acaba de tomar un café porque ha terminado su entrenamiento, y se dirige a su oficina, pero ha tenido que parar a mitad de camino para atendernos. Esta mujer de 39 años ha aprendido a vivir con la soledad, ya que es el precio que ‘paga’ por compaginar su trabajo como directora general de BeOptimus, con la que se ha convertido en su pasión desde hace dos años: el triatlón en la modalidad ‘Ironman’. El 15 de marzo, ella será la única española que viaje a Puerto Rico para participar el día 20 en el mundial del 70.3 Ironman.

La modalidad o categoría ‘Ironman’ es considerada la prueba más exigente del triatlón, ya que consta de 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera. La prueba 70.3 Ironman, la primera en la que participará MJ en 2016, consiste en 1,9 km de natación, seguidos de 90 km de ciclismo y 21 de carrera. El tiempo límite del que disponen los triatletas para completar esta prueba no supera las 17 horas.

Aunque parece una prueba más digna de un superhéroe, como su propio nombre indica, que de un ser humano, la pasión e ilusión con que Maroto se refiere a ella, hacen que parezca un reto alcanzable para la mayoría de ‘mortales’. Aún parece más sencillo cuando esta directiva convertida en ‘ironwoman’ confiesa que entrenó durante apenas 7 meses para realizar por primera vez este duro desafío.

“Todo comenzó durante una cena en la que mi ex pareja me comentó que quería participar en el ‘Challenge Atlantic City modalidad Ironman’ en junio de 2014, y sin pensarlo dos veces decidí lanzarme y apuntarme”. “Yo no era deportista, ni siquiera nadaba bien e incluso cambié la bici por la moto cuando tenía 18 años, y odio correr, aunque siempre he creído que si alguien puede hacer algo, yo también puedo hacerlo”.

Después de sólo cuatro meses de entrenamiento, María José realizó su primer triatlón en Abu Dhabi. A este ‘estreno’ le siguieron otras cuatro pruebas hasta completar los 7 meses que la llevaron a EEUU para la gran cita con el triatlón, su primer ‘Ironman’. “Esta primera toma de contacto fue tan fantástica que ahora estoy enganchada. Todo el mundo me animaba, incluso los polícias ‘me chocaban’ la mano al pasar, y cuando crucé la meta me dije: quiero hacer todos los ‘Ironman’ del mundo”.

Pese a ser una conversación telefónica, María José consigue contagiar su ilusión y emoción al recordar cómo fue esta primera prueba. “No llevaba ningún entrenador personal, había entrenado poco tiempo, me compré la bicicleta dos días antes de viajar, y lo quería hacer como un ‘hobby’. Mi única intención era acabarlo y ser feliz. Tardé 15 horas y tenía que parar para comer porque ni siquiera sabía hacerlo montada en la bici, pero cuando acabas, lo que sientes es inexplicable, nervios, excitación, euforia…”.

“Al principio la gente se sorprendía y me decían que no podría hacerlo, aunque al final se trata de tener confianza en ti misma y que no te importe lo que digan porque yo no pretendía demostrarle nada a nadie”.

Después de esta prueba, decidió ponerse en manos de un entrenador personal y lleva dos años preparándose y compitiendo en todo tipo de pruebas. Aunque le apasiona el deporte y no se le pasa por la cabeza ponerse una ‘fecha de caducidad’, “nunca seré una profesional porque ya tengo 39 años, aunque me hubiera encantado dedicarme a esto”.

Pese a ser feliz con su estilo de vida, MJ reconoce que “lo más duro del proceso de preparación es el día a día de los entrenamientos porque entreno sola. No hay muchas mujeres que participen en esta prueba, y los hombres suelen llevar otro ritmo, así que paso muchas horas en solitario. Además, dirijo una empresa por lo que si sumas las horas de entrenamiento diarias (de 2 a 5 horas) y el tiempo que paso trabajando, verás que me faltan horas en el día”, bromea. Cuando le pregunto cómo combina su trabajo y el deporte, ella confiesa que detrás de una gran mujer, hay otra. “Mi madre me ayuda mucho, me prepara las comidas porque la alimentación es muy importante en este deporte, y yo apenas tengo tiempo para cocinar”.

“En mi vida personal ahora estoy soltera y no tengo hijos, e intento sacar tiempo los fines de semana para la vida social. Si tuviera una pareja debería ser deportista porque si no seríamos incompatibles”, comenta entre risas.

A parte del fondo y la resistencia física que requiere esta prueba, el esfuerzo económico también es considerable. “Este deporte es muy costoso porque necesitas un entrenador, un fisioterapeuta y además, nutrición específica y los gastos de los viajes”.

Pese a ser la única española que participará en el 70.3 ‘Ironman’ de Puerto Rico, MJ cuenta que apenas recibe ayudas o patrocinio. “Me patrocina mi empresa y hay marcas que me dan productos o me hacen descuentos, pero no tengo patrocinadores económicos, espero encontrarlos. Hay muchas empresas y marcas, no sólo deportivas, que podrían apoyarnos a los deportistas amateur y conseguir repercusión y beneficios, así que no entiendo por qué no lo hacen”.

La modalidad ‘Ironman’ está más extendida entre los hombres que entre las mujeres, y aunque MJ asegura que siempre se siente “muy apoyada y cuidada por los chicos que hacen lo mismo”, explica que “mucha gente, por desconocimiento, se sorprende cuando les digo que las mujeres hacemos exactamente los mismos kilómetros y en las mismas condiciones que los hombres, y que no me quiten ni uno”.

“Como tengo amigos por todo el mundo, gracias a las redes sociales, cuando vaya a Puerto Rico, habrá gente esperándome, por lo que aunque entrene sola, en realidad no estoy sola. En este deporte hay mucha solidaridad y compañerismo”, asegura.

Su intensa agenda para este 2016, arranca en Puerto Rico, pasa por Peñíscola, Lanzarote, “uno de los Iroman más duros”, en junio participará en el Campeonato de España de Triatlón MD (media distancia), en agosto viajará a Alemania para participar en Campeonato Europeo del 70.3 Ironman, y en octubre disputará el Campeonato de España de Triatlón LD (larga distancia).

“Mi sueño, como el de cualquiera que se prepare para esto, sería participar en el mundial de ‘Ironman’ de Hawái en la modalidad de competición, aunque esto son ‘palabras mayores’ porque llevo sólo dos años entrenando”.

MJ, que no deja de sonreír ni un momento durante la conversación, cuenta que tiene pensado “empezar a dar conferencias en España para que la gente vea que una persona normal, con ilusión, no tiene límites. Yo creo que si me ponen una carrera con clavos, la hago”, bromea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La increíble historia de María José Maroto, una directiva que "ni era deportista", convertida ahora en 'Ironwoman'

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    40902 | gorka - 04/04/2016 @ 11:22:37 (GMT+1)
    Otra que quiere ser coach de motivación... Total, para contar que "cualquiera" puede hacer lo que sea con motivación e ilusión? Le falta añadir también que tiene que tener un dineral, un equipo de gente que le haga la mitad del trabajo y una madre que cocine para ella. En fin, nada nuevo.
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.