www.diariocritico.com
Francia y los grandes impulsos

Francia y los grandes impulsos

martes 24 de abril de 2012, 16:16h
Las elecciones presidenciales francesas suponen para todos los progresistas europeos la esperanza o el clavo ardiendo donde agarrarse. Es verdad que François Hollande no es un personaje supercarismático y ni siquiera a la altura de su antecesor Mitterrand, pero es lo mejor de todo el panorama europeo. No quiero entusiasmarme porque conozco bien el riesgo de que todo se vaya luego al garete, a pesar de los vaticinios de las encuestas para la segunda vuelta. Las agarraderas de la derecha y de la ultraderecha son más fuertes de lo que se ve por fuera y los resortes de Sarkozy idem de idem. Y la potencia del hipercapitalismo mundial y su paralelo hiperconservadurismo luego nos traen decepciones como las de Obama, Lula u otros que intentaron cambiar el mundo. Pero si no afrontamos el futuro con un ápice de optimismo, más vale que nos vayamos todos al hoyo por la senda del abandono. El 6 de mayo lo más probable es que el candidato socialista sea elegido presidente de la República. Y que esa fecha sea el primer día para el cambio al menos a escala europea.

Porque el camino que llevamos hasta ahora conduce a la nada y a la ruina económica, política, social y moral. Pero no solo en España, que sobre todo, sino en este continente que un día albergó la ilusión al conjuro de los padres fundadores y que luego pasó por una etapa en la que no todo estaba perdido, en los ochentas y noventas. No como ahora, que no se nos ocurre otra cosa que afrontar la terrible crisis económica con armas ridículas, inútiles e inhumanas. Obama intenta otra alternativa a la destrucción económica y social europea. Veamos si la probable victoria en Francia de Hollande se convierte en el comienzo del camino de la alternativa constructiva y creadora que nos devuelva no solo el crecimiento y el empleo sino también la tensión de la regeneración democrática, social y cultural que Occidente debería merecerse. En la Historia llegaron de Francia no pocos de los grandes impulsos en esa dirección, mucho más que de Alemania, dicho sea con todos los respetos a su creatividad industrial y filosófica.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios