www.diariocritico.com

Sus bancos apoyan darle más capacidad frente a Reino Unido

Alemania va ahora a por el BCE y el control de la política monetaria

Alemania va ahora a por el BCE y el control de la política monetaria

lunes 20 de agosto de 2012, 11:41h
La asociación de bancos alemanes (Bankenverband) ha respaldado que todas las entidades crediticias de la eurozona estén bajo la supervisión del Banco Central Europeo (BCE), independientemente de su tamaño. Pero ha ido más lejos su presidente, Andreas Schmitz, al sugerir que la institución presidida por Mario Draghi puede incluir a los reguladores nacionales en su labor de supervisión.
Ahí es donde han saltado las alarmas, según fuentes financieras. A nadie le es indiferente el creciente poder que ha adquirido el Banco Central Alemán (Bundesbank), en el seno de la institución monetaria europea. Su gobernador se ha permitido en varias ocasiones asegurar que el BCE no está para salvar las deudas de los países incumplidores, en una clara alusión a las primeras intenciones del gobernador, Mario Draghi, de ayudar a España e Italia. Y es que el país germano quiere tomar las riendas de la política monetaria, en un claro intento de frenar las compras de deuda pública de países en apuros, que podrían frenar la capacidad del organismo supervisor europeo ante un agravamiento de la economía mundial.

Y además, en el fondo de este intento de controlar la banca vía BCE, subyace un segundo pulso; el que están librando Reino Unido y Alemania sobre la futura supervisión bancaria europea. Alemania quiere que sea el BCE y que afecte a todos los bancos. Reino Unido busca un fuerte poder de los supervisores nacionales.

Además, la asociación, que representa a más de 210 bancos comerciales y once asociaciones, advierte que de lo contrario surgirían dos niveles legales en la supervisión bancaria, cuando el mismo negocio, los mismos riesgos y todos los participantes del mercado deberían tener las mismas reglas prudenciales, aplicadas de forma uniforme.

En este sentido, recalca que la crisis de las cajas de ahorros españolas ha vuelto a demostrar una vez más que no se puede predecir qué entidad o conjunto de entidades suponen "una amenaza para la estabilidad financiera". Además, añade que tampoco es aceptable que se diferencien las instituciones entre las que tienen aparentemente una importancia sistémica y las que no.

La Comisión Europea confirmó el pasado viernes que en la propuesta en la que trabaja para articular una unión bancaria el Banco Central Europeo tendría un papel "central" en las tareas de supervisión en todos los bancos de la eurozona -no sólo los sistémicos--, pero ha reconocido que el grado de vigilancia "directa" puede "variar" según el tipo de entidad financiera.
El diseño alemán del BCE

El diseño alemán sería así: El BCE supervisará a todos los bancos relevantes de la zona del euro, incluidos las cajas de ahorro y los bancos regionales públicos alemanes, según anticipaba el diario alemán Handelsblatt, citando fuentes de la Comisión Europea (CE). El rotativo añade que el Ejecutivo de la Unión Europea quiere que el BCE asuma la supervisión de los bancos grandes.

Así se presenta en el proyecto de ley para la supervisión bancaria que presentarán las autoridades europeas el 11 de septiembre, una propuesta con la que la CE se enfrenta al Gobierno alemán. La canciller alemana, Angela Merkel, señaló en la cumbre europea de finales de junio que sólo es necesario que el BCE supervise los 25 mayores bancos de la zona del euro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios