www.diariocritico.com

El Gobierno murciano ya trabaja un documento de exigencias al ministerio

Valcárcel y el trasvase: 'Queremos más y exigimos compensaciones'

Valcárcel y el trasvase: "Queremos más y exigimos compensaciones"

viernes 22 de marzo de 2013, 15:25h

El presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, ha afirmado este viernes que el "trasvase Tajo-Segura y los envíos de agua a la cuenca del Segura están garantizados", aunque, ha remarcado, "queremos más y exigimos compensaciones".

   Valcárcel ha realizado estas declaraciones en una entrevista realizada en Radio Nacional de España y Televisión Española, y en relación al borrador del Plan Hidrológico del Tajo, publicado esta semana por el Ministerio en el BOE, que establece que el caudal en los embalses de cabecera del Tajo se incrementará de forma paulatina en un plazo máximo de cinco años desde los 240 hectómetros cúbicos actuales hasta los 400.

   Esta propuesta que recorta la reserva "no me gusta", ha resaltado el presidente, y "por tanto nuestra exigencia es y será la más elevada, tal y como ha sido siempre", porque, ha añadido, "el agua es lo que nos da y nos quita el futuro de la Región", y por ello "reivindico y mantengo un nivel de exigencia al margen de quien gobierne, y no doy un paso atrás" .

   "Tenemos garantizada el agua, pero eso no significa que tengamos que lanzar campanas al vuelo", ha apostillado, según han informado fuentes del Ejecutivo regional en nota de prensa.

   El presidente ha explicado en RNE lo que significa realmente esta nueva situación, y cuáles son los planteamientos que se están trabajando para que finalmente el agua del trasvase Tajo-Segura llegue de forma suficiente y con las garantías para los regantes y para el futuro de la Región.

   Así, ha indicado que "ahora el planteamiento es incrementar a 400 hm3 para poder trasvasar agua, y eso significa sólo la pérdida o disminución de entre 7 a 9 hm3 que llegarían a Murcia", porque, ha aclarado, "si al año llega una media de 350 hm3 del Tajo al Segura, al incrementar a 400 supondría esa reducción de 7 a 9 hm3, y eso no es tanto".

   De igual forma, otra de las propuestas para compensar esas pérdidas y que se está trabajando con los regantes es que "dado que hay pérdidas por evaporación, lo que significa un 10 por ciento del agua trasvasable que finalmente no llega, ahora se compensen". Estas pérdidas que el Ministerio las compensaba antes enviando agua para beber, "pretendemos ahora que se mande sólo para regadío, con un porcentaje que pueda superar esos 7 o 9 hm3", puntualizó el presidente.

   No obstante, el jefe del Ejecutivo regional ha reiterado que "queremos más, queremos la garantía del trasvase, para lo cual hay que sacarlo del PHN, no vaya a ser que mañana venga otro ministro y pretenda otra cosa".

   Por ello, Valcárcel ha destacado que lo que se hace es garantizar el trasvase por ley, no vaya a venir cualquier político y a capricho pueda decidir si se trasvasa o no, o se termina con el trasvase de por vida como pretendía hacer el PSOE".

   De igual forma, y siempre porque "queremos más todavía", el presidente Valcárcel ha insistido que ante la posibilidad de que los caudales ecológicos pudieran verse incrementados también por la ley del Ministerio del anterior Gobierno socialista, lo que dejarían sin posibilidad de trasvasar, puesto que tomarían el aumento de agua para elevar el caudal ecológico del río Tajo, "lo que pedimos ahora es que no se tome de cabecera, porque el día que se decida eso el trasvase muere".

   "Da igual que lo saquemos del PHN o lo que sea, porque si decidimos extraer de cabecera volúmenes inmensos de agua para cubrir lo que por ley el PSOE se aprobó, que son esos caudales ecológicos a su paso por el curso del río, ya hubiéramos perdido la posibilidad de trasvasar", ha remarcado.

El final del trasvase empezó con una enmienda del PSOE

   En esta entrevista, el presidente Valcárcel ha recordado también que lo que pretendía el Partido Socialista es que conforme se fuera produciendo agua desalada en la Región, se fuera disminuyendo el trasvase del Tajo. Es decir, "cambiar agua del Tajo al Segura, que es factible para los bolsillos de los agricultores, por agua desalada, que es agua imposible para el bolsillo de los agricultores".

   Y en este mismo sentido, ha puntualizado que eso era lo pretendía en julio de 2005 en una enmienda el PSOE (la conocida como enmienda 91) y que la aprobó también el entonces secretario general de los socialistas murcianos, Pedro Saura. "Ahí empezó el final del trasvase", que ha continuado con un Estatuto de Autonomía en Castilla-La Mancha que contemplaba una reserva de 4.000 hectómetros cúbicos en el Tajo y la caducidad del Estatuto en 2015.

   Ahora, ha señalado Valcárcel, "lo que hemos hecho es bajar de los 600 hm3 aprobados ya en Castilla-La Mancha y por el Ministerio de Medio Ambiente socialista, porque el PP no votó el Estatuto en el Congreso de los Diputados y, de hecho, lo tumbó".

El Gobierno murciano ya trabaja un documento de exigencias al ministerio

 

 El Gobierno de la Región de Murcia trabaja junto con los regantes y agricultores en un "documento de exigencias" para presentarlo "en su momento" ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, tras conocer el borrador del Plan Hidrográfica de la Cuenca del Tajo, que recoge el aumento de las reservas de agua en Entrepeñas y Buendía de 240 a 400 hm3, pues "no nos agrada" pero, advierte, "el partido aún no ha empezado y lo vamos a jugar".

   Así lo ha avanzado el portavoz del Ejecutivo murciano, José Ballesta, quien ha enfatizado que "el Gobierno regional siempre ha estado, está y estará con los regantes, agricultores, exportadores y todos aquellos que consideran la importancia del trasvase Tajo-Segura" y "vamos a ir con ellos".

   En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno y a preguntas de los medios, Ballesta ha asegurado que lo publicado en este borrador "se sitúa por debajo de la frontera de lo infranqueable" porque "lo más importante es que se asegura el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura", y, ha subrayado, "no siempre ha sido así".

   Y ha recordado que este proceso se inicia por acuerdo de la Unión Europea, que establece que los planes de cuenca tienen que elaborarse e incluso establece sanciones, "y es algo que debería estar elaborado en el año 2009", es decir, "había un problema y se está planteando soluciones al mismo desde el acuerdo, consenso y concertación" pero "entendiendo bien que el partido no ha empezado y que estamos en el precalentamiento".

   De tal manera, "el partido va a jugarse y lo vamos a jugar", ha resaltado el consejero del ramo, quien ha hecho un llamamiento al conjunto de representantes de la sociedad -empresarial, político, sindical- "para que en este asunto tengamos visión de Estado, altura de miras y un discurso único y común" no como determinados grupos políticos, "que mantiene un discurso en Castilla La-Mancha y otro en la Región de Murcia".

   Así, el Ejecutivo murciano "tiende su mano para trabajar todos juntos en una cuestión de Estado que debe resolverse de una vez por todas mediante unas leyes que aseguren el futuro de una infraestructura que más que separar debe unir a los distintos pueblos de España" y que además "ha supuesto una fuente de riqueza, de generación de empleo y fuente de crecimiento histórica para el Levante español".

   Por lo que, ha asegurado José Ballesta, "no vamos a permitir que, de ninguna manera, se sobrepasen esas fronteras infranqueables y límites inasumibles".

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+
0 comentarios