www.diariocritico.com
Marivent, más abierto que nunca durante la estancia de los Reyes en Mallorca

Marivent, más abierto que nunca durante la estancia de los Reyes en Mallorca

sábado 08 de agosto de 2015, 16:56h
Los Reyes han completado hoy unos días de actividades institucionales en Mallorca en los que ha cobrado un protagonismo especial el Palacio de Marivent, abierto por vez primera a las autoridades baleares y más que en años anteriores a los medios de comunicación.
Han sido tres en una semana las oportunidades que ha tenido la prensa este año de entrar en los jardines de Marivent: el viernes 31 de julio, con ocasión de las cuatro audiencias consecutivas concedidas por don Felipe a las autoridades baleares; el pasado lunes, para el posado de los Reyes con sus hijas; y ayer mismo, con motivo del despacho con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
El futuro de los jardines de Marivent ocupó además un espacio destacado en las conversaciones que mantuvo el Rey en el propio palacio con las nuevas autoridades políticas del archipiélago, especialmente con la presidenta de la Comunidad, Francina Armengol, la del Parlamento autonómico, Xelo Huertas, y el alcalde de Palma, José Hila.
Don Felipe garantizó a todos ellos su disposición a estudiar la propuesta de apertura parcial de los jardines al público, que ocupa un lugar destacado en el pacto de gobernabilidad alcanzado por el PSIB-PSOE con Podemos y la formación econacionalista MÉS y que el alcalde socialista de la capital considera importante para reforzar el atractivo turístico de la capital.
Si aquel día el Rey trasladó a sus interlocutores la idea de que respeta esta decisión política y no tiene inconveniente en estudiarla si cumple los requisitos legales, el lunes reafirmó, en respuesta a los propios periodistas, la necesidad de tratar la propuesta "con normalidad", analizarla bien para no "dar pasos en falso" y colaborar para organizarlo todo de la mejor manera posible.
Los nuevos responsables políticos del archipiélago tuvieron ocasión de explicar su posición sobre ese asunto a los medios informativos precisamente en los jardines de Marivent, ya que don Felipe trasladó este verano a la residencia de la familia real en Mallorca unas audiencias que desde hacía bastantes años se celebraban siempre en el Palacio de la Almudaina.
La Casa del Rey insistió en dejar claro que el cambio obedecía solo a la normalidad que suponía recibir a las autoridades en el despacho en que trabaja habitualmente el Rey, pero la presidenta autonómica agradeció públicamente a don Felipe lo que interpretó como un gesto importante de apertura.
Armengol no oculta su afinidad republicana y aún menos Huertas (Podemos) y el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat (MÉS), pero ni el representante insular mallorquín ni la presidenta del Parlamento autonómico se ausentaron de la recepción ofrecida por los Reyes el miércoles en la Almudaina, a pesar de que sus respectivos partidos excusaron su ausencia por motivos políticos.
En unos momentos en que las principales instituciones baleares están dirigidas por fuerzas políticas que cuestionan la monarquía o defienden abiertamente la república, don Felipe y doña Letizia acogieron en esa recepción a un 35 por ciento más de invitados que el año pasado, casi cuatrocientas personas, procedentes de todos los sectores de la vida balear.
No tienen previsto asistir en cambio esta noche a la entrega de trofeos de la 34ª Copa del Rey Mapfre de Vela, que preside Felipe VI en el recinto de Ses Voltes, al pie de la Catedral, ni Armengol, ni Huertas ni Ensenyat, a diferencia de ediciones anteriores de esta ceremonia, en las que no faltaban los presidentes del Gobierno balear, el Parlamento autonómico y el Consell de Mallorca.
Al igual que el verano pasado, el primero tras su proclamación, Felipe VI ha vuelto a demostrar este año su implicación en la Copa del Rey de Vela desde el arranque de la regata, el pasado lunes, cuando visitó el Real Club Náutico de Palma, y ha competido al mando del Aifos de la Armada Española en las cuatro últimas jornadas.
Además, le han acompañado esta mañana hasta el Club Náutico la reina Letizia y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, que han subido al Aifos, atracado en un pantalán del club, para que su padre les explicara algunos detalles sobre cómo es su vida a bordo los días de competición.
Era la primera visita de doña Letizia al Club Náutico desde hace dos años y, en ella, los Reyes han procurado que los medios gráficos pudieran tomar imágenes de los cuatro en distintos momentos de su recorrido, conscientes de que posiblemente no habrá más ocasiones durante su estancia en Mallorca, si bien la Casa del Rey no ha confirmado cuántos días más permanecerán en la isla.
Asimismo, por tercer día consecutivo, la infanta Elena se ha acercado esta mañana al campo de regatas para seguir de cerca la prueba en la lancha rápida Somni, donde se ha podido ver en la proa a su hijo mayor, Felipe Juan Froilán, acompañado de un amigo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios