www.diariocritico.com

¿Comparado con qué?

jueves 04 de febrero de 2016, 15:16h

Desde hace un mes no hay sarao, comida o reunión de amigos o conocidos a la que asistas en la que alguien no proponga hacer una porra sobre el próximo Gobierno si es que finalmente lo hay y no hay que repetir elecciones. Porque las posibilidades son tantas y tan diversas que es más fácil acertar la primitiva que dar con las claves que barajan los cuatro partidos que se tienen que repartir el pastel en el Congreso, ya saben, PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. Autodescartado de momento por voluntad propia e intenciones ajenas Mariano Rajoy, la pelota está en estos momentos en el tejado de Pedro Sánchez quien se va a ver obligado a hacer virguerías y a comulgar con ruedas de molino para conseguir los necesarios apoyos y abstenciones que lo puedan convertir, esperemos que como muy tarde a mediados del mes de marzo, en el nuevo presidente del Gobierno de España. Lo tiene complicado pero hay que reconocer que ha sido quien más papeletas ha comprado en este sorteo. Y está obsesionado con el premio gordo

Que conste que, de antemano, voy a dejar claro que lo que le está ocurriendo al PP con el asunto de la corrupción clama al cielo. Lo de Valencia ha sido la gota que ha colmado un vaso que ya estaba bastante repleto con lo de la Gürtell, lo de Bárcenas o la OperaciónPúnica. Dicho ésto, me da la impresión de que aquí muchos están jugando con fuego cuando hablan de la regeneración democrática. Me llama poderosamente la atención de que al candidato Pedro Sánchez se le llene la boca de descalificaciones e insultos cuando habla sobre la corrupción en el PP y utiliza esta corrupción como argumento no para no pactar sino para no sentarse ni tan siquiera a hablar con MarianoRajoy. Como dice el refranero español, en casa del herrero, cuchillo de palo.

Porque como pasa con todo, una cosa es mala o buena depende de con lo que se compare, será mala si se la compara con otra buena, pero puede no serlo tanto si la comparación se hace con otra peor. Así que cuando Sánchez hable sobre la inaceptable trama corrupta urdida por el PP, habría que preguntarle eso de ¿comparada con qué? ¿con la de los EREs fraudulentos o con los cursos de formación falsos en Andalucía, donde se han defraudado institucionalmente miles de millones de euros? Porque aquí hasta el más tonto ha hecho relojes y siSánchez no está implicado en ninguno de estos turbios asuntos que afectan por igual al PP, al PSOE y a la antigua CiU es simplemente porque nunca ha tenido ni tan siquiera la posibilidad de gobernar. Ya veremos qué les ocurre a los nuevos partidos emergentes cuando lleven solo una década, si es que aguantan, sentados en los sillones del poder. A algunos que ahora se las dan de honrados ya se les ha visto el plumero por su sospechosa financiación vía Irán o Venezuela.

Y ya que estamos con Podemos no querría acabar este artículo con algo que también ha llamado poderosamente mi atención en cuanto he conocido a algunos militantes y simpatizantes del partido de Pablo Iglesias. Es su carácter sectario. Podemos, más que un partido político al uso, tiene en estos momentos las características propias de una secta religiosa con Iglesias, hasta el apellido es apropiado, encarnado como el hijo de Dios hecho hombre...con coleta. Quizás de ahí venga esa afinidad televisiva con las Sexta. Una secta que quiere que todos los españoles vayamos a la fuerza, nos guste o no, al cielo y a ser posible con los bolsillos vacíos. Porque como saben su premisa más importante es la aplicación del Evangelio y la sentencia cristiana:”Es más difícil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre el el reino de los cielos”. Para ellos es por lo tanto fundamental que todos seamos pobres al precio que sea para que logremos la absoluta felicidad marxista-leninista. Ya saben, aquí, como en su adnirada Venezuela de Chavez y Maduro, todos a hacer colas para conseguir un rollo de papel higiénico que utilizaremos después, pero eso sí, poco a poco para que dure, al acordarnos de la familia de alguno.

Tal y como empecé este artículo, voy a acabarlo con la porra de rigor, apostando por un candidato a Presidente del Gobierno, Yo digo, tras arduas negociaciones, Sánchez repetirá en el Congreso lo que se produjo aquí en Andalucía hace un año con la investidura de SusanaDíaz. Andalucía siempre ha sido el laboratorio donde el PSOE ha ensayado sus ideas. El próximo jefe del Ejecutivo será Pedro Sánchezcon el voto del PSOE y el apoyo de Ciudadanos, el PNV, Izquierda Unida y Coalición Canaria (139), la abstención de Podemos y los nacionalistas catalanes (86) el voto en contra del PP y Bildu (125). Ya lo dijo en su momento Sánchez que jamás se sentaría a negociar ni con el PP ni con Bildu. Será, naturalmente en segunda votación donde sólo hace falta obtener más votos positivos que negativos. Esta es mi opinión. Estoy abierto a admitir cualquier otro tipo de apuestas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios