www.diariocritico.com

Y no de crudo, afirma Lula

Brasil será un gran exportador de derivados

Brasil será un gran exportador de derivados

Brasil será un importante exportador mundial de combustibles y derivados para darle mayor valor a nuevas reservas de hidrocarburos que "pertenecen al pueblo", advirtió hoy el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"El petróleo no es del presidente de la República, ni del gobierno ni de Petrobras. Es del pueblo brasileño y nosotros tenemos que decidir el destino de ese petróleo", dijo Lula en Río de Janeiro.

Destacó que la petrolera estatal Petrobras logró en los últimos 56 años desarrollar la industria petrolera y Brasil no solo ha alcanzado su autosuficiencia energética sino que también es exportador de petróleo.

"Pero no queremos exportar petróleo bruto sino material con valor agregado", dijo en un discurso en la futura sede de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE).

"Vamos a hacer dos grandes refinerías de 600.000 barriles por día (bpd) y 300.000 bpd para que podamos exportar gasolina premium y diesel de calidad para poder tener más dinero" por ese petróleo, reafirmó.

Petrobras proyecta construir en el norte del país dos nuevas refinerías capaces de obtener combustibles y derivados de alta calidad que cumplan las rigurosas normas internacionales.

Lula destacó que, gracias a inversiones en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, Petrobras ha descubierto esas nuevas reservas de hidrocarburos a grandes profundidades de unos 7.000 metros, más allá del lecho marino del océano Atlántico y de una "camada de sal" de unos dos kilómetros de espesor.

Según Petrobras, al menos en "Tupí", uno de los yacimientos del "pre sal", hay entre 5.000 millones y 8.000 millones de barriles en reservas probables, que serían suficientes para aumentar en 50 por ciento las actuales probadas del país.

El Gobierno de Lula calcula que en total en esa provincia petrolera de 800 kilómetros de longitud por 200 de ancho en aguas del sureste del país, habría entre 80.000 millones y 100.000 millones barriles suficientes para catapultar a Brasil como potencia petrolera mundial.

El presidente dio a entender que la explotación de ese recurso no será potestad exclusiva de Petrobras, una empresa controlada por el estado brasileño, pero con buena parte de sus acciones negociadas en las bolsas de valores de Sao Paulo, Nueva York, Madrid y Buenos Aires.

Recordó que ha creado una comisión de varios ministros que propondrá la mejor forma de explotar y administrar las riquezas del "pre sal".

Entre las propuestas está la de crear una nueva empresa totalmente estatal para controlar y administrar los yacimientos, algunos de ellos ya en poder de Petrobras.

Lula en su discurso ante políticos aliados y rivales y estudiantes dijo que Brasil necesita invertir más allá del petróleo.

"No podemos renunciar a ese patrimonio que está a 6.000 metros de profundidad y es del Estado y de los 190 millones de brasileños. Necesitamos usarlo para compensar a los pobres de este país", dijo.

Agregó que Brasil necesita una nueva ley del petróleo para destinar una parte de ese dinero a "resolver el problema de la educación y de millones de pobres".

Esa riqueza, dijo, no será dejada en manos "de empresas que creen que el petróleo es de ellas".

La comisión ministerial tiene un plazo de dos meses para entregarle a la sociedad brasileña las propuestas para que esa riqueza ayude a Brasil "a tornarse más fuerte y soberano, más dueño de sí mismo", agregó.

La exportación neta de crudo de Petrobras y derivados en el primer semestre de 2008 fue de apenas 28.000 bpd, producto de exportaciones por 621.000 bpd e importaciones por 594.000 bpd.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios