www.diariocritico.com

Fue el jefe de la Caravana de la Muerte

Condenan a Arellano Stark

Condenan a Arellano Stark

El general retirado chileno Sergio Arellano Stark, quien en 1973 comandó la llamada "Caravana de la Muerte", que asesinó a un centenar de presos políticos en un recorrido por Chile, fue condenado este miércoles a seis años de prisión efectivos por uno de los episodios de ese sangriento periodo.

El fallo definitivo por el delito de homicidio calificado fue pronunciado por la II Sala Penal de la Corte Suprema y es la primera que supone la entrada efectiva de Arellano Stark en prisión. Arellano Stark actuó como “delegado personal” de Augusto Pinochet.

La sentencia alcanzó también a otros cuatro represores y se refiere al episodio "San Javier", una localidad situada a 275 kilómetros al sur de Santiago, donde el 2 de octubre de 1973 los miembros de la comitiva encabezada por Arellano Stark sacaron de la cárcel y asesinaron a cuatro prisioneros políticos.

Las víctimas, funcionarios o simpatizantes del Gobierno de Salvador Allende, fueron Teófilo Arce Toloza, José Sepúlveda Baeza, Leopoldo González Norambuena y Segundo Sandoval Gómez.

También a seis años de prisión efectiva (sin beneficios) fue sentenciado Carlos Romero Muñoz, mientras Mario Cazenave Pontanilla, José Parada Muñoz y Julio Barrios Espinace fueron condenados a cuatro años de presidio, pero con el beneficio de libertad vigilada.

Los magistrados absolvieron a Claudio Lecaros Carrasco y Gabriel del Río Espinoza.

En la parte civil, el máximo tribunal chileno estableció que el Fisco debe pagar 80 millones de pesos (unos 130.000 dólares) como indemnización por daño moral a las dos querellantes del caso.

La comitiva se movilizaba en un helicóptero "Puma" y sus andanzas fueron reveladas en los años 1980 por la periodista Patricia Verdugo, ya fallecida, cuya investigación dio origen a "Los zarpazos del Puma", un libro que, por estar Chile aún en dictadura, circuló de forma ilegal, lo que no impidió que rompiera todas las marcas de venta.

El año 2000, el juez Juan Guzmán procesó a Augusto Pinochet y ordenó su arresto como autor de 18 homicidios y 55 secuestros (desapariciones) cometidos por la "Caravana de la Muerte".

Pinochet, de cuyo histórico arresto en Londres se cumplen diez años este jueves, fue favorecido después por la Corte de Apelaciones, que rebajó los cargos a "encubridor" de los crímenes y finalmente la Corte Suprema lo sobreseyó en este caso, al validar informes que señalaban que el dictador padecía "una demencia subcortical de leve a moderada".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios