www.diariocritico.com

Un láser permite eliminar las varices en 30 minutos

El Grupo Hospitales de Madrid cuenta con el primer láser 'painless' de España, una tecnología indicada para el tratamiento de varices y que limita a 30 minutos el tiempo que transcurre desde que el paciente entra en el quirófano hasta que lo abandona, según informó hoy el grupo.
El equipo del doctor Luis Izquierdo Lamoca, jefe del Servicio de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular del Hospital Universitario Madrid Montepríncipe y del Hospital de Madrid Torrelodones, ha sido el encargado de adquirir el Biolitec de láser diodo, denominado 'Elves PainLess', que incorpora un sistema de fibra óptica único, con tecnología radial.

"El láser tiene una longitud de onda de 1.470 nanómetros, lo que le proporciona un mayor coeficiente de absorción por agua, que a su vez facilita una mayor absorción por la pared de la vena", explicó el doctor Izquierdo, quien señaló que "la fibra radial produce una emisión de energía más precisa en una circunferencia homogénea (360º)". "De esta forma, y con menor cantidad de energía, la vena se ocluye de una forma más eficiente, segura y duradera", añadió.

La utilización del láser 'Elves Painsless' está indicada en el tratamiento de varices, patología padecida por cerca del 40 por ciento de la población. "Se trata de una intervención practicada con anestesia local. Hablamos de una cirugía estrictamente ambulatoria, en la que el paciente sale andando del quirófano, por su propio pie, y en el postoperatorio casi no hay hematomas y se reducen considerablemente las molestias y el dolor", señala el especialista.

Por otra parte, el proceso completo de la intervención, desde que el paciente entra en quirófano hasta que lo abandona, no supera los 30 minutos, de los que sólo 10 ó 15 se dedican estrictamente a la intervención. Una de las principales ventajas que aporta este equipo es que utilizando una menor cantidad de energía se consiguen los mismos resultados que con otros modelos empleados anteriormente. Izquierdo afirmó que "al utilizar menos energía hay que quemar menos, por lo que sólo se quema la vena varicosa y no los tejidos circundantes, evitando así que se produzcan hemorragias y hematomas".

Los especialistas pueden realizar esta cirugía en pacientes a partir de 18 años, sin limitación respecto a edades superiores. A su vez, añade Izquierdo, el tiempo de recuperación es inmediato, ya que "el paciente no lleva ningún tipo de incisión y puede reanudar su actividad normal prácticamente en horas, incorporándose a la vida laboral al día siguiente".

En más de un 80 por ciento de los casos, las varices desaparecen de forma inmediata; y prácticamente en el cien por cien de los pacientes la desaparición total de las varices se ha alcanzado a los tres meses. Sin embargo, el médico recuerda que no hay que olvidar que "las varices pueden aparecer en el futuro en otras zonas, porque se trata de una enfermedad crónica".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios