www.diariocritico.com
Los 'sueldazos' de los políticos catalanes superan a los de ZP y sus ministros

Los 'sueldazos' de los políticos catalanes superan a los de ZP y sus ministros

La crisis económica hace que las administraciones se aprieten el cinturón. En Cataluña también, pero hay excepciones. Según los presupuestos de la Generalitat hechos públicos el viernes, el presidente, José Montilla pasará de cobrar 167.000 euros al año, en números redondos a 169.000. Un consejero o consejera pasará de 126.000 a 127.000. El secretario general de Presidencia, verá aumentado su sueldo de 124.000 a 126.000 euros. Todo ello a pesar de que el Parlamento catalán decidió congelarse el sueldo.
Antes de la última subida, el sueldo de Montilla ya era superior al de muchos de sus colegas presidentes de autonomías. Así, comparado con el presidente extremeño, Manuel Fernández Vara, que cobra 54.244 euros, no hay color.

    Los sueldos van por barrios. De hecho, seguramente, a tenor de los resultados, los más buscados son los de presidentes de diputación. Así, el presidente de la Diputación de Barcelona, Antoni Fogué, tiene un estipendio de 144.200 euros al año, más que un ministro. Quizás por ello, bromeando, Celestino Corbacho explicaba que aceptó ser el responsable de Trabajo, pero no por dinero.

    Los sueldos son variopintos, y más si se comparan entre si. En este sentido, el presidente de la Diputación de Girona, Enric Vilert, de ERC, cobra mucho más que el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero. Éste percibe 7.441,94 euros brutos al mes, lo que le sale al año por 89.303,28 euros. A su vez, Vilert cobra 7.000 euros brutos al mes, por 14 pagas, según lo decidido por la entidad provincial de Girona, lo que suma al año 98.000 euros. La diferencia es clara, aunque hay una salvedad a remarcar, el presidente de la Diputación de Girona no disfruta de residencia oficial y Rodríguez Zapatero sí.

    La comparación está hecha entre el presidente del Gobierno de España y e presidente de una diputación provincial, pero hay otras posibilidades, porqué el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, cobra  117.398 euros anuales, no sólo más que Zapatero sino también más que su homologo madrileño, Alberto Ruíz Gallardón, que cobra 100.743 euros al año.

    Volviendo a los cargos provinciales, el presidente de la Diputación de Barcelona, Antoni Fogué, es el que cobra el sueldo más alto de España entre sus homólogos, pero otros, como el republicano Jaume Gilabert, presidente de la Diputación de Lleida, con 108.220 euros, no le queda a la zaga.

    Si anteriormente hemos comparado el sueldo de los altos responsables políticos catalanes con el que cobra el presidente del Gobierno español, el resultado también llama la atención, porque económicamente sale más a cuenta ser alcalde de Barcelona, o presidente de Diputación de Barcelona, Girona o Lleida, que ser ministro. Estos reciben 78.881, 26 euros brutos al año, un sueldo de 6.565 euros al mes. La vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, cobra 83.935,16 euros al año, lo que sigue estando por debajo de lo que reciben algunos altos cargos catalanes pero a lo que se debería añadir el coste de la residencia y los gastos anejos.

    Contra lo que podría pensarse, los políticos españoles, en general, no son lo que cuestan más caros entre los de los países de nuestro entorno, nada que ver con lo que cobran los centenares de diputados italianos. A otro nivel, los eurodiputados también tienen, en general un importante apoyo económico. Por ello, no es de extrañar que en tiempo de crisis las miradas de los ciudadanos se fijen con exigencia en sus representantes públicos, más si en ocasiones el hemiciclo en Madrid, pero también las sedes de los parlamentos en las autonomías dan una triste imagen con más ausencias que presencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios