www.diariocritico.com
El Estado venezolano asume el control de todas las gasolineras del país mediante PDVSA

El Estado venezolano asume el control de todas las gasolineras del país mediante PDVSA

 El Estado venezolano asumirá a partir de hoy, a través de Petróleos de Venezuela (PDVSA), el control de las casi 2.000 gasolineras del país, en cumplimiento con la nueva Ley de Reordenamiento del Mercado Interno de Combustibles que establece, entre otras cosas, la administración total de la venta de combustible por parte de las autoridades petroleras venezolanas.
La nueva normativa ha generado gran polémica entre los propietarios de las estaciones de servicio, quienes han hablado incluso de una posible "expropiación" por parte del Gobierno de Hugo Chávez, porque además exige el cambio de imagen de las gasolineras y, posiblemente, la modificación del nombre.

   El ministro de Energía y Petróleo, y también presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, aclaró hace unas semanas que todas estas versiones son "falsas" porque el Estado venezolano solamente va a asumir "la actividad de mayoreo, es decir, la distribución de combustible a las estaciones de servicio, no estamos hablando de expropiaciones".

   Por otro lado, explicó que PDVSA absorberá "automáticamente" a los transportistas y mecánicos que trabajan en las labores de distribución de los combustibles. Todos ellos pasarán a formar parte de la plantilla de una empresa nacional de transporte administrada por el Estado.

Poca información


   El vicepresidente de la Asociación Carabobeña de Empresarios Gasolineros (Acegas), Fernando Sánchez, informó de que aún no han obtenido la información sobre el cambio de imagen y y de los nombres de las estaciones de servicio, pues considera que todavía "falta mucho" para que se produzca un cambio real ajustado a la ley.

   No obstante, Sánchez indicó que una de las preocupaciones más común entre los propietarios de las gasolineras, es que la nueva ley exige que los pagos se hagan de forma puntual a la nueva filial de PDVSA que asuma el control de distribución de combustibles --antes en manos de las multinacionales-- o de lo contrario no se surtirá de gasolina, lo cual a futuro podría generar problemas de escasez en el país.

   Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios Gasolineros del Estado Zulia (Adegás), Ramón Montiel, dijo que los propietarios de las estaciones de servicio han recibido la notificación de que a partir del lunes PDVSA asumirá el control, pero no será sino hasta la semana próxima cuando el Estado les informe de cuál será la filial que realice las labores de distribución.

   Según la legislación, la estatal petrolera deberá designar a una de sus empresas filiales para que se haga cargo del control de las gasolineras. Sin embargo, las autoridades petroleras aún no han dado a conocer el nombre de la compañía, aunque algunas fuentes han apuntado a la posibilidad de que sea Deltaven la que se haga cargo, informó el diario local 'La Verdad'.

   Esta medida afectará notablemente las operaciones de las multinacionales de hidrocarburos radicadas en Venezuela, como es el caso de British Petroleum (BP), Texaco, Trébol, Petrólea, Llanopetrol, Betapetrol y Shell, porque su función será completamente desplazada por la compañía que designe PDVSA, la cual podría ser Deltaven.

   En este sentido, la filial que sea designada por PDVSA hará la función de estas siete compañías, teniendo a su cargo el suministro total de gasolina y otros productos como el diésel, además del mantenimiento de todas las gasolineras de Venezuela. Según las estimaciones de la Asociación de Gasolineros del Zulia en Venezuela, hay unas 1.900 estaciones de servicio.

   La estatal petrolera hasta el momento no ha dado indicaciones formales de lo que deberán hacer las multinacionales a partir del lunes, aunque el Gobierno de Hugo Chávez dijo que tendrán que abandonar por completo el mercado de distribución y venta de gasolina.

   Todo este proceso implica un cambio en la imagen de las estaciones de servicio, porque deberá ser sustituido el logotipo de la actual multinacional que suministra el servicio por el de la empresa que designe PDVSA.

   Montiel declaró a 'La Verdad' que los dueños de las gasolineras no saben cuándo comenzará este proceso, pese a que la ley establece que la nueva medida entrará en vigor el lunes. Ante esta lentitud, Montiel no descarta que el proceso de cambio de imagen y de acondicionamiento de todas las gasolineras pueda durar dos años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios