www.diariocritico.com

Rescate financiero es escencial

Advierten Ford, GM y Chrysler de inminente ‘catástrofe’

Advierten Ford, GM y Chrysler de inminente ‘catástrofe’

Advierten Ford, GM y Chrysler de inminente ‘catástrofe’ Directivos de General Motors, Ford y Chrysler, con el apoyo de los sindicatos, expresaron hoy al Congreso que un rescate financiero es esencial para evitar la liquidación de empresas y el despido de poco más de tres millones de trabajadores.

Los presidentes Richard Wagoner de General Motors, Alan Mulally de Ford y Robert Nardelli de Chrysler coincidieron en que el préstamo por 25 mil millones de dólares representa la única salvación para un sector que calificaron de devastado por la crisis económica.

"Si se permite que fracase la industria, los costos serían catastróficos: tres millones de despidos el primer año, reducción de ingresos de Estados Unidos por 150 mil millones de dólares y pérdida de ingreso fiscales por 156 mil millones de dólares", alertó Wagoner.

"Sin un apoyo de financiamiento inmediato, la liquidez de Chrysler podría caer por debajo de los niveles necesarios para sostener operaciones", remató Nardelli ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

Mullaly apuntó que la industria automotriz ha sido la más "severamente afectada" por la crisis económica. Cifras de la industria muestran que las ventas de vehículos se encuentran en su nivel más bajo en los últimos 25 años.

Sólo en octubre pasado las ventas anualizadas de vehículos fueron de 10.8 millones de unidades, comparado con el nivel normal de entre 16 a 18 millones de vehículos.

Wagoner, Mulally y Nardelli coincidieron en que los problemas de la industria deriva de la escasez del crédito a los consumidores e insistieron en la urgencia del rescate financiero como parte del paquete por 700 mil millones de dólares aprobado.

Se trató del segundo día de comparecencias en los tres directivos en momentos que los demócratas buscan empujar el préstamo por 25 mil millones de dólares, a contrapelo de la decisión de la administración Bush de no rescatar a la industria.

El rescate a la industria fue discutido durante la primera reunión entre el presidente George W. Bush y el presidente electo Barack Obama en la Casa Blanca, sin que se llegara a un acuerdo.

De acuerdo con versiones de la reunión, Obama planteó la urgencia de aprobar el rescate financiero de las armadoras de vehículos, mientras que Bush habló de la importancia de aprobar la ratificación del tratado de libre comercio con Colombia.

En su nueva comparecencia, los ejecutivos sumaron el apoyo del poderoso Sindicado de Trabajadores Automovilísticos (UAW), que presentó un diagnostico similar de la crisis sectorial.

"Como lo muestra los recientes reportes de ingresos, el actual escenario no es sostenible. Si el gobierno no actúa para proveer asistencia inmediata, GM, Ford y Chrysler será forzadas a la liquidación", dijo su presidente Ron Gettelfinger.

La Cámara de Representantes inicia este miércoles su propio periodo extraordinario de sesiones, pero no está claro si habrá un acuerdo en el rescate financiero de la industria automotriz.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios