www.diariocritico.com

Esperanza Aguirre

Los sustos no despeinan a la presidenta de Madrid, ni le hacen cambiar la voz. Esperanza Aguirre ha vuelto del mismísimo infierno donde ha tenido que escuchar balas, estruendo de cristales rotos y le ha tocado caminar sin las sandalias sobre un suelo ensangrentado, (literal). Un asunto que la seguridad de Aguirre deberá explicar y cómo la presidenta fue llevada, sin criterio, de una dependencia a otra del hotel donde podía haber ocurrido cualquier desgracia.

La presidenta está a salvo pero a estas horas en las que escribo queda parte de la delegación madrileña en Bombay, y alguien tiene que garantizar la seguridad de estos compatriotas, no pueden quedar al albur de los acontecimientos ni escondidos en un piso del cónsul español.

No sé si la India será un buen país para buscar inversores, en este momento es un país para salir huyendo y no detenerse hasta la frontera con Mirasierra. En otro momento habrá que discutir la oportunidad del viaje, el programa y la responsabilidad de quienes dejaron a Aguirre sin protección, en un taxi y camino del aeropuerto por una carretera de tráfico denso que podía haber sido atacada por las fuerzas paramilitares que cometieron la carnicería.

Con todas las letras podemos afirmar que Esperanza Aguirre ha salido indemne de un golpe de Estado y que, afortunadamente, lo puede contar. Ya puede hacerle un buen regalo a su ángel de la guarda que trabaja a destajo para que no le pase nada. A Julio César le preocupaban los “idus de marzo” y ella debe tener cuidado con los “idus de noviembre”, (dentro de poco se cumplirá un nuevo aniversario del accidente del helicóptero).

Aguirre está bien, indemne y en la Puerta del Sol. Ahora tenemos que preguntar por el resto de la delegación y cómo es posible que la presidenta consintiera regresar sin ellos.

[email protected]
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.