www.diariocritico.com
Daschle, secretario de Salud de EE.UU.

Daschle, secretario de Salud de EE.UU.

Daschle, secretario de Salud de EE.UU. Obama sigue distanciándose de la polémica en la que se ha visto involucrado por culpa del gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, detenido a principios de semana acusado de corrupción política. El líder demócrata ha nombrado hoy al ex senador Tom Daschle como secretario de Salud, puesto al que aspiraba Blagojevich.
 
La reforma del sistema de Salud Pública era una de las apuestas fuertes del programa electoral de Obama y en los últimos días ha cobrado mayor importancia tras el escándalo de corrupción protagonizado por el gobernador de Illinois. El pasado martes las autoridades estadounidenses arrestaron a Blagojevich en su propio domicilio acusado de aceptar sobornos a cambio de favores políticos y de tratar de vender el escaño de Obama en el Senado.
 
Con el dinero –la cifra oscila entre medio y un millón de dólares- que habría obtenido tras vender el puesto que el presidente electo de EEUU ha dejado vacante, Blagojevich pensaba dar un empujón a su carrera política, que tenía pensado conducir hasta el puesto de secretario de Salud. La polémica generada por el senador de Illinois ha salpicado de forma directa a Obama, que ha visto como sus esfuerzos por reconducir la política estadounidense por caminos alejados de la corrupción daban al traste. El primer presidente negro de EEUU se ha caracterizado durante toda su campaña electoral por unas duras críticas a la ‘cultura de corrupción’ del Gobierno republicano. La honestidad de Obama ha quedado ahora en entredicho por culpa de Blagojevich, aunque el líder demócrata no ha tardado en distanciarse de la polémica.
 
Un día después de la detención del senador de Illinois Obama se sumó al grupo de voces políticas que pidieron a Blagojevich su dimisión. Además, hoy mismo el presidente electo ha borrado de un plumazo las esperanza del supuesto político corrupto al nombrar a Daschle para el puesto al que aspiraba Blagojevich, con quien Obama ha asegurado que nunca trató personalmente sobre quién debía reemplazarle en el Senado.
 
Las declaraciones de Obama a la prensa estadounidense contradicen las palabras de David Axelrod, mano derecha del presidente electo durante las elecciones, que el pasado 23 de noviembre aseguraba que el líder demócrata había hablado con el senador de Ilinois sobre su sucesor en el Senado y que tenían un amplio abanico de nombres. «Sé que el presidente electo ha hablado con el gobernador y existen un montón de nombres, muchos de los cuales han salido a la superficie, y creo que tiene buena opinión de gran parte de ellos», apuntaba Axelrod en aquel entonces. El gurú electoral de Obama ha rectificado ahora esas declaraciones y ha asegurado que estaba «equivocado».
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios