www.diariocritico.com

El año de la crisis

   Con la moda de felicitar el nuevo año mediante SMS una tiene la sensación de ser una persona rica en amigos, de esos que aunque sea una vez al año se acuerdan de ti, aunque físicamente no los veas desde hace siglos. El envío masivo de mensajes te llevaría al autoengaño de no ser porque sÓlo están personalizados y con tu nombre los de esos amigos de verdad que te desean de corazón que las cosas vayan bien en lo personal y sean exitosas en tu profesión... El resto son SMS masivos de esos que escribes uno y lo mandas a toda la agenda incluida en el móvil y por tanto en ocasiones no sabes ni siquiera  quien ha sido su destinatario. Sea como fuere, la intención es lo que cuenta y se agradecen todos lo mensajes de buenos deseos aunque no todos ellos sean sinceros.

   El hecho es que ya estamos en el año 9, como decían algunos de los SMS, y tras los días festivos ¡Por fin volvemos a la normalidad! Se acabó el turrón, las comidas pantagruélicas, las reuniones familiares, los regalos a mogollón, beber aunque no te apetezca,  aparentar que eres simpático aunque el que tengas enfrente te caiga como un tiro ¡en fin! decimos adiós a eso que dicen que es el espíritu navideño y que, según dicen los expertos en psicología, es la época del año que más broncas familiares se producen.

   Decimos adiós a la Navidad y empezamos un nuevo año con ruido de bombas, dolor y muerte en Gaza, con insultos políticos y miserias partidistas en España y sobre todo con aroma de elecciones y con una especie de desesperanza propia de un país que creíamos próspero económicamente  y ¡de repente! se da cuenta que está con la crisis hasta el cuello   y con un horizonte demasiado oscuro para andarse con alegrías.

   Precisamente ha sido la crisis el tema preferido de los SMS y también el asunto estrella de todos los periódicos nacionales que estos días hacen balance del pasado y predicciones del futuro. La última, elaborada por Sigma Dos para 'El Mundo' le habrá alegrado la jornada a Zapatero y agriado el turrón a Rajoy. El primero tiene motivos para estar contento porque los sombríos augurios económicos no tienen traducción en el equilibrio de fuerzas surgido tras las elecciones del pasado mes de marzo. Si hoy fuéramos a las urnas el PSOE sería el ganador y el PP volvería a perder, eso sí, con un porcentaje ligeramente inferior al que obtuvo en las ultimas generales.

   Es decir, que la caída electoral del PSOE se ha detenido y el PP no termina de levantar la cabeza, con lo que para ambos año nuevo no será sinónimo de vida nueva, sino de más de lo mismo. Es más, Zapatero sigue siendo el líder mas valorado mientras Rajoy no llega al aprobado, por lo que en la calle Génova no están ni mucho menos para tirar cohetes. Lo dicho que este año 9 con tres citas electorales importantes: gallegas, vascas y europeas será decisivo para el liderazgo de algunos y otros pueden que mueran de éxito aunque las cuentas no le salgan a ninguno. ¡FELIZ AÑO NUEVO!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios