www.diariocritico.com

II Foro Europa- América Latina- Estados Unidos

América Latina ‘se hunde’: el empleo y el crecimiento caen en picado

América Latina ‘se hunde’: el empleo y el crecimiento caen en picado

El torbellino de la crisis financiera internacional arrasa todo lo que ve. En primera instancia, los expertos predecían para el sur del continente americano una ‘buena oportunidad’ en esto de la crisis financiera porque ‘suponían’ que los mercados latinos estarían a salvo. Casi un año después de haberse diagnosticado el virus de la crisis, América Latina también se ha infectado. Esta es la conclusión a la que han llegado un importante grupo de economistas, expertos y exmandatarios reunidos este jueves en Madrid con motivo del II Foro Europa- América Latina- Estados Unidos, quienes han mostrado su pesimismo ante el futuro económico y comercial de las regiones latinas. Capitaneados por el Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, más de cien entendidos de todo el mundo han planteado las principales dificultades a las que América Latina comienza a enfrentarse en un marco de crisis mundial.
El impacto de la crisis financiera global golpea fuertemente a Latinoamérica y aún durante el 2009 las consecuencias serán más devastadoras, con un aumento considerable del desempleo y un frenazo en el crecimiento económico de la región, semejante al que se está viviendo en los Estados Unidos y en el continente europeo. El diagnóstico es pésimo para los latinos y los planes planteados hasta el momento por las administraciones de los diferentes países no parecen ser suficientes, lo que podría provocar de cara al futuro inmediato duras consecuencias sociales y políticas si la crisis no rebaja su intensidad.

Aumento del desempleo y decrecimiento de la región

Dos son los principales temas que preocupan en América Latina: el desempleo y el crecimiento. De momento el futuro se plantea incierto y con tendencia negativa. Teniendo en cuenta los datos de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y Caribe), en lo que llevamos de 2009 el paro ha aumentado un 0,5 %, es decir, en quince días América Latina ha pasado de tener un 7,8% de parados a 8,3%. Además, la región está experimentando un parón de crecimiento, que marca ya cifras del 1.9% del Producto Interno Bruto en lo que llevamos de año. Un drástico recorte si se toman como referencia las cifras sostenidas de crecimiento en torno al 9% de los últimos años. Las previsiones son malas y la  desaceleración que se originen parece no ser recuperable, por lo que los gobiernos tendrán que cuidar sus logros sociales y políticos conquistados durante los últimos cinco años de bonanza.

Con los datos sobre la mesa el futuro no anuncia una mejoría económica, al menos a corto plazo. El anfitrión del encuentro, el secretario general Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, recordó que el mundo se enfrenta a “la crisis perfecta”, es decir, “las empresas no invierten, los bancos no prestan, los estados no tienen plata y los consumidores no consumen”.

Las soluciones parecen ir enfocadas a tomar medidas para aumentar el gasto público y hacer frente a la crisis, que es lo que de momento están haciendo en Brasil, Bolivia y México, entre otros, aunque no con muy buenos resultados. Pero las soluciones para América Latina también tendrán que llegar del exterior, tanto de Europa como de Estados Unidos y China, ya que muchos estados no tienen capacidad económica para endeudarse. El problema es que hasta la fecha, y según los últimos datos, la ayuda tardará en llegar porque tanto la primera potencia mundial como el Viejo Continente no se encuentran en posición de ‘ayudar’ los latinos.



Con Obama llega el cambio

La reunión terminó dando un giro del pesimismo a la esperanza. Muchas son las expectativas que se han creado en torno al nuevo presidente electo en Estados Unidos, Barack Obama, pero el cambio de políticas para las Américas, según reconoce la Administración, pasan a un segundo plano hasta que solucionen ‘problemas más importantes’. Norteamérica de momento tiene varios frentes abiertos: terminar con la crisis, replantearse la situación de las tropas en Irak y Afganistán, el cierre de Guantánamo y la frontera Estados Unidos – México, para ‘acabar’ con el tráfico de drogas y armas.

Aun así, de la parte norteamericana se muestran muy receptivos a la hora de abrir nuevas vías de diálogos con el sur del continente, y ponen sobre la mesa la posibilidad de crear una agenda común en la que todos los socios implicados avancen de manera conjunta hacia un entendimiento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios