www.diariocritico.com
Otro mundo es posible: comenzó en Belem el Foro Social Mundial

Otro mundo es posible: comenzó en Belem el Foro Social Mundial

Más de 100.000 personas participaron en una caminata por las calles de Belem para dar comienzo a la novena edición del Foro Social Mundial (FSM) que se extenderá hasta el próximo domingo. La ceremonia de apertura incluyó acciones culturales con canciones africanas e indígenas que simbolizan el paso entre la última edición celebrada en Nairobi, Kenya, y la actual en plena Amazonas.

Durante la marcha los movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil realizaronn actos de solidaridad con Palestina y repudiaron la agresión sionista a la Franja de Gaza.

Los indigenas de la Amazonía, en cuyo extremo nororiental se sitúa Belén, también fueron protagonistas de la marcha y recibieron la solidaridad del movimiento en sus reclamos contra las industrias que depredan el que está considerado el mayor pulmón vegetal del mundo. Marcharon juntos pueblos originarios brasileños, bolivianos, peruanos y ecuatorianos, que reivindicaron sus derechos ancestrales sobre las tierras amazónicas y exigieron respeto a sus culturas.

Los manifestantes también "enterraron" en forma simbólica al capitalismo y al neoliberalismo, contra los que apuntaron sus dedos acusadores por la crisis financiera que tiene a la economía mundial al borde de la recesión.

La Asociación por una Tasa sobre las Transacciones Especulativas para Ayuda a los Ciudadanos (Attac) pidió "solidaridad internacional ante la crisis" y demandó un nuevo orden económico global, que esté al servicio de los pueblos y "no de las empresas".

La jornada también incluyó una gran presentación cultural de las diversas etnias indígenas del continente sudamericano y durante el foro tendrán lugar más de dos mil 400 actividades en las universidades federales de Pará (UDPA) y Rural de Amazonia (UFRA).

El FSM es la posición alternativa frente al Foro Económico Mundial que tendrá lugar en Davos, pero a diferencia de la reunión suiza que tratará sobre la crisis económica, la brasileña abordará la crisis mundial ambiental y la seguridad alimentaria. A este encuentro han confirmado hasta ahora su asistencia los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia), y Fernando Lugo (Paraguay).

Esta es la novena edición del FSM, un movimiento que nació en Porto Alegre (Río Grande do Sul) en 2001 con la consigna "un mundo mejor es posible" y ha tenido gran repercusión internacional. Otras ediciones brasileñas han ocurrido en 2002, 2003 y 2005, llegó a la India en 2004, abarcó tres países en 2006 (Malí, Paquistán y Venezuela), volvió a centralizarse en Kenya en 2007 y se transformó en Día de Acción de Movilización Global en 2008 en más de ochenta países.

La primera jornada de conferencias del foro ha sido bautizada como "Día Pan-amazónico" y se centrará en la amenaza que el modelo de producción capitalista supone para esa región y para los indios, sus habitantes originarios.

En los días previos miles de personas, entre ellos más de 3.000 indígenas de toda América Latina, llegaron a la ciudad de Belem (norte de Brasil). Más de 100.000 activistas de todo el mundo se han confirmado para los seis días del FSM, en esta ciudad portuaria ubicada en la confluencia de varios ríos, entre ellos el caudaloso Amazonas.

Esta nueva edición de este Foro lanzado en 2001 en Porto Alegre (sur de Brasil) para denunciar la globalización liberal, estará dominada por la defensa de la Amazonas y por debates sobre la crisis económica, que puede dar nuevos bríos a este movimiento que perdió impulso en los últimos años.

En total, el Foro abrigará más de 2.000 talleres, seminarios, conferencias, reuniones y acontecimientos diversos. La colombiana Imelda Arana, de la red latinoamericana para la Educación Popular entre Mujeres (Repem), espera por ejemplo que esta edición del FSM de "más visibilidad a la educación", antes de que se realice en mayo próximo en Belem la Conferencia Mundial sobre Educación.

La seguridad fue reforzada en esta ciudad de casi dos millones de habitantes, y más de 7.000 policías, entre ellos 300 de elite, fueron movilizados. Diez hospitales de campaña están listos en las dos universidades en las que tendrán lugar la mayoría de los debates, ubicadas en la periferia pobre de Belem.

El gobierno del estado de Pará, dirigido por el Partido de los Trabajadores del presidente Lula, invirtió unos 150 millones de reales para realizar este evento; de ese total 50 millones de reales sólo para seguridad pública. Las autoridades apuestan a un alza del turismo luego del FSM y esperan que la visibilidad que tendrá Belem ayude a la ciudad a albergar partidos de la Copa del Mundo de fútbol 2014 que se realizará en Brasil.

Delegación chilena

En la actividad Chile, que se hará presente a través de una delegación que incluye al senador Nelson Ávila y a diversas organizaciones encabezadas por la Asociación de ONG's ACCIÓN, pondrá en discusión el proceso de integración latinoamericana, con énfasis en UNASUR. "Se trata de un debate relevante, a la luz del alto impacto que ha tenido la presidencia pro tempore que ha ejercido en este año la presidenta Michelle Bachelet", dijo el senador.

El grupo chileno de ONG's y organizaciones sindicales y sociales participarán en diversos paneles, foros y espacios de discusión. Entre ellas se cuentan la CUT, la Asociación Chilena de ONG's ACCIÓN, la Corporación La Morada, Radio Tierra, el Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo CENDA, el Centro Ecuménico Diego de Medellín, ATTAC, la Fundación Ideas, la Corporación Jundep, Amerindia, La Caleta y la Coalición Chilena del Llamado Mundial de Acción contra la Pobreza (GCAP), ente otras.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios