www.diariocritico.com
Tres empresas mineras acusadas de destruir glaciares en la cordillera

Tres empresas mineras acusadas de destruir glaciares en la cordillera

La investigación de la Universidad de Waterloo (Canadá) comprobó la primera gran secuela ambiental del auge minero: Codelco, Anglo American y Minera Los Pelambres destruyeron 40 millones de metros cúbicos de glaciares.

El informe ‘Intervenciones de glaciares rocosos’, elaborado por los geógrafos Alexander Brenning (canadiense) y Guillermo Azócar (chileno), reveló que las firmas citadas dinamitan y excavan glaciares o depositan lastres y construyen caminos sobre ellos.

A través de imágenes satelitales tomadas en 1997, 2000 y 2006, Brenning y Azócar comprobaron la desaparición de 27 glaciares, además de otros con perforaciones y basura minera, en un área total degradada de 26 kilómetros cuadrados.

Brenning explica en su trabajo que Minera Los Pelambres (MLP) “sólo entre 2000 y 2006 destruyó reservorios permanentes de agua fosilizada equivalentes a 2,84 millones de metros cúbicos, mediante intervenciones no anunciadas en los estudios presentados a la autoridad". Esto sucedió en una zona de alta radiación solar y escasa lluvia de la Región de Coquimbo, donde encima el agua es escasa.

En un primer trabajo Brenning señala que Anglo American, por su parte, destruyó 6,7 millones de metros cúbicos de recursos hídricos para expandir el yacimiento Los Bronces (ex Disputada de Las Condes) en la Región Metropolitana. "La remoción tiene un impacto crítico para el sistema hidrológico e implica pérdida o contaminación de importantes reservorios", explica el estudio.

Muy cerca de ahí, pero en la Región de Valparaíso, la División Andina de Codelco ha destruido en dos décadas 30 millones de metros cúbicos de glaciares, pues, según dice la investigación, “en esta zona se encuentran reservas mayores que las de Chuquicamata”.

Explican que "la remoción o alteración de glaciares rocosos en zonas semiáridas implica la pérdida de importantes reservorios naturales de agua fósil en estado congelado", detalla el documento, agregando que, como en el área donde se emplaza, por ejemplo, Los Pelambres no hay glaciares convencionales o blancos, "los glaciares rocosos y el permafrost de montaña son los únicos reservorios permanentes de hielo en esta zona y, por lo tanto, de importancia crítica para el sistema hidrológico".
Respecto de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) presentados por las empresas en su oportunidad Brenning considera que éstos "no destacan la importancia de estos glaciares, como su rol hidrológico".

Enfatiza que "las autoridades ambientales sabían de la destrucción de glaciares rocosos por lo menos desde 2001", según desprende del EIA de Andina de ese año, donde el proyecto de expansión indica que 0,82 km2 de glaciares rocosos serán afectados por rajo final, "es decir, destruidos", acota el geógrafo, y que 0,58 km2 serán afectados por botaderos finales, o sea, "cubiertos por roca".

El EIA de Los Bronces de 1996 "no hace referencia a glaciares rocosos", precisa. En ambas mineras, completa, y en las empresas consultoras involucradas, "la situación se conoce". Incluso dentro del Departamento de Administración de Recursos Hídricos, y del Centro de Información de Recursos Hídricos de la Dirección General de Aguas (DGA), hay posiblemente "falta de conocimiento sobre el medio ambiente de alta montaña", concluye el experto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios