www.diariocritico.com

Primera crisis seria del Gobierno Zapatero

Bermejo, acorralado, tira la toalla y presenta su dimisión: Francisco Caamaño, nuevo ministro de Justicia

Bermejo, acorralado, tira la toalla y presenta su dimisión: Francisco Caamaño, nuevo ministro de Justicia

> ZP mete a un gallego experto en Derecho en lugar del polémico ex fiscal
> Bermejo no puede volver a su puesto si no renuncia al acta de diputado

El cazador, cazado: el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha presentado su dimisión al frente del departamento: será sustituido por Francisco Caamaño. La dimisión se produce después del aluvión del críticas por su cacería con el juez Baltasar Garzón y por las consecuencias de la huelga de jueces del pasado 18 de febrero. Su situación en el Gabinete era ya insostenible.

El hasta ahora ministro de Justicia acudió a primera hora de este lunes al Palacio de la Moncloa, donde presentó su dimisión al presidente Zapatero. El ministro ha tenido todo un fin de semana para pensarse esta decisión después de que el pasado viernes la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reconociera de alguna manera que no hizo bien el ministro yéndose de cacería con el juez Garzón y, además, sin licencia específica. Será sustituido por Francisco Caamaño.

Después de hablar con Rodríguez Zapatero, Fernández Bermejo regresó al Ministerio de Justicia, donde su equipo convocó una apresurada rueda de prensa para las 13.00 horas. Unos minutos después de esa hora, el ministro comparecía pero sólo para hacer una declaración institucional, sin preguntas de los periodistas, en la que dijo que se le ha estado “utilizando” en contra del “ilusionante” proyecto socialista y, ante esa situación, “lo mejor es dejar el sitio a otro”.




La pregunta que rondaba en el ambiente es si el ministro dimisionario, que accedió al cargo desde la Fiscalía del Tribunal Supremo, volvería a su puesto. Pero no hay duda: el ministro, que es diputado socialista por Murcia, se incorporará plenamente al Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, según confirmó el propio Bermejo.

Bermejo se despidió con ‘agradecimientos’ a todo el mundo, empezando por Zapatero: “Agradezco al presidente del Gobierno la oportunidad que me ha dado de dirigir un magnífico equipo” y, además, de dirigirlo hacia la modernización de justicia. “Ha sido una etapa apasionante”, añadió Bermejo, que señaló que así se lo ha dicho al propio presidente del Gobierno.

Alabó luego el “gran trabajo” realizado por todo el equipo de Justicia, a donde llegó con “gran ilusión” y donde “aquí me he vaciado”. Reconoció luego que “nadie es indispensable y nadie debe estar amarrado a un puesto si no es para servir”. Ahora bien, cuando se percibe “que uno está siendo utilizado contra ese proyecto”, lo que le queda es marcharse a otro lado.

“No puedo decir que me vaya ligero de equipaje, siempre ando ligero de equipaje”, dijo el ministro, pero se lleva “ilusión por el proyecto socialista en su conjunto”: “Ése es mi bagaje, con él me voy a continuar ahora en otro lado”.

Para finalizar añadió a los periodistas que “no les diré adiós, les diré hasta luego, porque sigo trabajando por el proyecto como he hecho aquí”.




Primera dimisión de los Gobiernos Zapatero

La dimisión se produce tan sólo unos días antes de las elecciones en Galicia y en el País Vasco, lo que podría tener su incidencia en los resultados electorales. Ahora bien, fuentes cercanas a Fernández Bermejo confirman que ya desde hace unos días, y tras conocerse ese despiste, el ministro planteó su intención de dimitir al presidente del Ejecutivo. La dimisión de Bermejo es la primera que se produce en los gobiernos de Zapatero.

Bermejo ha estado en el punto de mira del PP por diversas cuestiones, pero en los últimos tiempos los ataques han sido durísimos al conocerse su cacería en Jaén en la que coincidió todo un fin de semana con el juez Garzón y el jefe de la Policía Judicial. Garzón estaba en esos momentos iniciando su investigación sobre la supuesta trama corrupta del PP en Madrid y Valencia.




¿Vuelta a la carrera judicial?


Antes de acceder al Ministerio, Bermejo era fiscal del Tribunal Supremo y algunas voces se preguntan si podría ahora recuperar su puesto. No obstante, no es el caso, ya que aunque dimite como ministro conserva su acta de diputado socialista por Murcia.

Como se sabe, los jueces tienen que esperar un plazo de dos años para volver a la Carrera una vez que dejen su cargo en la Administración. La reforma se produjo ya en 1996, por el caso de Juan Alberto Belloch, que fue bi-ministro de Justicia y de Interior en el último Gobierno de Felipe González.


Dimisión inmediatamente aceptada

Al filo de las 14.00 horas, Moncloa remitió una nota en la que afirma que Rodríguez Zapatero "ha mantenido esta mañana una reunión en el Palacio de la Moncloa con Mariano Fernández Bermejo, en la que éste le ha presentado su dimisión con carácter irrevocable como Ministro de Justicia".

"Tras aceptar su dimisión", dice la nota, "el Presidente del Gobierno se ha trasladado al Palacio de la Zarzuela para comunicar a S.M. el Rey la dimisión de Fernández Bermejo y el nombramiento del nuevo Ministro de Justicia, que será Francisco Caamaño Domínguez, actual Secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios".

La toma de posesión del nuevo ministro tendrá lugar mañana martes, a las 10,30 horas, en el Palacio de la Zarzuela, ante el Rey. "El Presidente del Gobierno ha agradecido al hasta hoy Ministro de Justicia el esfuerzo y la dedicación con los que ha desempeñado su tarea al frente del Departamento de Justicia en estos años", afirma Moncloa.



- Más información relacionada:


- Opinión:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.