www.diariocritico.com

Bermejo se va

“Se veía venir” “Era una situación insostenible” “En su partido ya nadie le quería” “Zapatero pensaba relevarlo a la primera oportunidad”. Ésos y otros comentarios de parecido tenor aparecen ya en todos los medios de comunicación. Todo el mundo se apresura a poner de manifiesto cuanto sabían del futuro inmediato de Mariano Fernández Bermejo, ahora ya ex ministro de Justicia. Pues yo no creía que fuera a pasar esto, porque no olvido que vivo en un país en el que no dimite ni Dios haga lo que haga.

A Bermejo le han hecho la primera huelga de jueces de la historia de España. ¿Cree de verdad alguien que esa ha sido una de las razones de peso para que decida irse. Pues yo no, la verdad. ¿Qué ese ha sido el motivo de que le inviten a salir por patas? Pues tampoco; por dos razones: porque nadie le ha invitado a hacerlo y porque aquí han pasado cosas mucho peores. Por ejemplo, lo de Maleni tiene mucho más delito y ahí está tan campante, paseándose por Siberia con carilla de frío pero tan feliz.

Bermejo se va por tonto. Porque hay que ser tonto para que le pase lo de la cacería, lo de la falta de licencia y todas esas monsergas que no van a ninguna parte. Que los jueces se le encampanen nunca habría sido objeto de crítica por parte de sus compañeros de partido, pero lo de la cosa cinegética sí. Es cuestión de estética ramplona y de ética de todo a cien. Lástima de país. Me quedo con la imagen de Bermejo en la foto de la rueda de prensa aflojándose la corbata. Menudo trago. Y no me refiero a la dimisión misma.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios