www.diariocritico.com
Cruz-Diez ofrece retrospectiva de su obra en España

Cruz-Diez ofrece retrospectiva de su obra en España

El precursor del movimiento cinético, el venezolano Carlos Cruz-Diez, ofrece en la ciudad española de Palma de Mallorca una retrospectiva a través de una treintena de obras en una exposición titulada "Carlos Cruz-Diez: El color sucede".

La muestra estará abierta al público en la Fundación Juan March, desde este miércoles y hasta el 27 de junio.

El arte cinético es una tendencia que crea obras para producir la impresión o la ilusión de movimiento y, en el caso de Carlos-Diez, la investigación que ha desarrollado a lo largo de su vida se centra en el protagonismo del color.

Esto se debe, según explicó él mismo, a que en la historia del arte siempre se ha dado protagonismo a la forma, al dibujo o al diseño, pero él ha pretendido hacer del color una "vivencia, un impacto afectivo que se sobrepusiese a cualquier otro artificio del arte de pintar".

La exposición, presentada hoy por el propio artista, muestra las investigaciones y experimentación sobre el color que durante los últimos cincuenta años ha realizado Cruz-Diez (Caracas, 1923).

Se trata de la primera retrospectiva que se lleva a cabo en España de este creador, según destacó Manuel Fontán del Junco, director de Exposiciones de la Fundación Juan March.

La muestra recoge obras fechadas entre 1954 y nuestros días y, entre las primeras, se encuentran las realizadas en el periodo de su vida en el Masnou, en Barcelona, antes de trasladarse a París, ciudad en la que reside desde hace varias décadas.

La exposición recoge siete series del artista: el color aditivo, la fisicronomía, la inducción cromática, la cromointerferencia, la transcromía, la cromosaturación y el color al espacio.

Además, el visitante también podrá disfrutar de una cuidada selección de revistas y libros representativos del trabajo de Cruz-Diez como diseñador gráfico en los años 50 que, por primera vez, se exhiben en público.

Estos trabajos enlazan con las primeras obras de un artista que, en torno a 1959, encuentra su lenguaje pictórico propio.

Para Cruz-Diez, el espectador, ante una obra, "tiene que vivirla" porque cualquier creación "no puede detenerse", sino que la misma está concebida para el "instante".

De hecho, cualquier creación cambia, "no es la misma", según la distancia desde la cual se contemple, aseguró el artista venezolano, para quien el arte "no es un cuadro colgado de un clavo, sino que es vida, participa de la vida y está en nosotros".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios