www.diariocritico.com

11-M. Cinco años después (I):Monumentos

Han pasado cinco años del 11-M. 191 personas que viajaban en cuatro trenes de Cercanías murieron y otras 1.858 resultaron heridas en los atentados terroristas más sangrientos de la historia reciente de Europa. Madrid y otros municipios de la región recuerdan cada día la tragedia a través de los monumentos y lugares conmemorativos dedicados a las víctimas. Madridiario ha realizado un recorrido por todos ellos.

El homenaje monumental al 11-M empieza en la estación de Atocha. Hace dos años el Gobierno instaló un monumento de cristal con una cúpula, visible en el exterior, en la que están tallados los nombres de todos los fallecidos. Los rayos del sol los hacen brillar en la sala adaptada en el interior de la estación. Miles de personas se han acercado a contemplarlo. Sobre todo, en los aniversarios de la tragedia.

Algunas víctimas han criticado en los últimos tiempos su estado de conservación, aunque, según fuentes de Renfe, en las últimas semanas, la sala y el propio monumento han recibido labores de acondicionamiento para la onomástica.

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Vallecas hizo una colecta e instaló una escultura y una placa en honor a las víctimas de la tragedia de Santa Eugenia, donde las explosiones causaron 25 muertes. En la estación de El Pozo del Tío Raimundo murieron 64 personas en la explosión de dos bombas más. Esta misma asociación promueve actualmente la instalación de otro monumento.

Lugares singulares
Lugares singulares y emblemáticos de la capital también contienen elementos para el recuerdo.

En la Puerta del Sol, la Real Casa de Correos luce una placa una placa de homenaje del pueblo de Madrid a quienes socorrieron a las víctimas. Sólo otro hecho histórico ha motivado la colocación de una placa en honor al movimiento ciudadano en el centro neurálgico de la ciudad y ése fue el levantamiento del pueblo de Madrid ante los franceses el 2 de mayo de 1808.

El parque del Retiro reservó un jardín con 192 cipreses y olivos rodeados de agua como símbolo de rechazo al terrorismo. Este parcela verde ha tenido dos denominaciones.

Al principio se le llamó 'Bosque de los ausentes' pero ahora se le conoce como 'Bosque del recuerdo'. Numerosos centros públicos como polideportivos y centros hospitalarios tamibén conservan placas de recordatorio de la tragedia.

Leganés fue otro de los lugares clave en todo el proceso del 11-M. Allí fue donde la policía encontró y acorraló al resto de la célula terrorista, que se inmoló en un piso de la calle Carmen Martín Gaite. De la explosión, que dejó un enorme agujero en la fachada de este inmueble residencial, no queda nada.

El edificio fue rehabilitado, aunque los vecinos nunca olvidarán la dramática situación que vivieron entonces. El municipio también erigió un monumento en este sentido junto a la plaza del Agua, cercana a la estación de Cercanías.

La zona más afectada de la región por el accidente fue, aparte de Madrid, el corredor del Henares. Alcalá, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares poseen elementos escultóricos en honor a las víctimas.

En Coslada se erigió "La espiral de la templanza", en honor de los 21 vecinos del municipio fallecidos.

Además, una placa en el Ayuntamiento agradece su actuación a las personas que prestaron ayuda a los afectados ("No nos fuimos, mirad al cielo, somos luz de una estrella", reza).  En Rivas Vaciamadrid son los versos de León Felipe los que flanquean el monumento a los fallecidos: "Luz... cuando mis lágrimas te alcancen la función de mis ojos ya no será llorar, sino ver". San Martín de la Vega y Valdemoro también dedicaron monumentos a las víctimas y Villaviciosa de Odón, una plaza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios