www.diariocritico.com

El PP responde al ministro de Interior

Zaplana: “No creen en el Estado de Derecho; o montan el GAL o se ponen a negociar con ETA”

Zaplana: “No creen en el Estado de Derecho; o montan el GAL o se ponen a negociar con ETA”

Si contundente fue la intervención del ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, más dura y contundente fue la réplica del portavoz del PP, Eduardo Zaplana, quien advirtió al ministro con un “no me lo ponga fácil”, antes de desempolvar “hechos de la máxima gravedad que ustedes cometieron contra la democracia”, en clara alusión a los GAL.   Jaleado por su grupo en varias ocasiones, Zaplana se defendió  recordando que todas las redenciones de penas y la política penitenciaria aplicada a los presos de ETA durante el mandato de Aznar obedecían al Código Penal vigente de 1973 y a sus leyes que “ustedes durante catorce años no solo se negaron a cambiar sino que las flexibilizaron”. El portavoz del PP no desmintió, sin embargo, que el PP redujera la pena a De Juana Chaos pero pidió al PSOE “que dejen de llamar mentirosas a personas honradas y digan desde cuando están negociando”.

Con mucha artillería política y escasos desmentidos contrarrestó el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, la avalancha de datos sobre la política penitenciaria llevada a cabo por el anterior gobierno de José María Aznar  con los presos de ETA. Desde el primero momento, Zaplana  se aplicó aquello de que un buen ataque es la mejor defensa y tardó apenas unos minutos en lanzar a la cara del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, los trapos sucios de su pasado siendo portavoz del Gobierno de Felipe González, es decir, el caso GAL que, para ‘mala suerte’ del PSOE, aún colea: esta misma semana se está juzgando a Vera y Barrionuevo por pagos concedidos a los ex policías Amedo y Domínguez.

“Su estrategia es la de busca y rebusca a ver si poniendo en marcha el ventilador consiguen echar basura encima del PP, pero nosotros continuaremos tranquilos y orgullosos con nuestra política penitenciaria”, aseguró Zaplana  antes de advertir a Rubalcaba: “no nos lo ponga fácil. Ustedes han hecho cosas peores de las que se avergonzaría una persona decente. No me haga recordar hechos…por ahí no siga. No se reencarne  en portavoz (del Gobierno) contra el PP o revivirá cosas de la máxima gravedad contra la democracia”.

Después, y ante los aplausos y las frases de “¡muy bien!”, lanzadas por los diputados del PP, Zaplana sentenció: “ustedes no creen en el Estado de Derecho. O montan el GAL o se ponen a negociar con ETA”.

El portavoz del PP había comenzado su intervención apelando a la multitudinaria manifestación que tuvo lugar el pasado sábado promovida por su partido contra la decisión del Gobierno de Zapatero de atenuar la prisión al etarra De Juana Chaos y trasladarlo a un hospital del País Vasco, que fue calificada como “la medida más indigna tomada nunca” y fruto de la “cesión a un chantaje”.

Zapatero se esconde

Precisamente, la negativa del presidente Rodríguez Zapatero a explicar personalmente  en un pleno del Congreso esta decisión, que para el PP es puramente “política y a la que no estaban obligados”, dio pie a que Zaplana le acusara  de “esconderse” ante “la evidente falta de argumentos” para justificarla. “Choca que el presidente no tenga la valentía de venir al Parlamento y si la tenga para excarcelar a De Juana”, añadió Zaplana.

“Por qué  De Juana y no otro?”, se preguntó luego en alto el portavoz del PP, contestando él mismo las razones: “porque es uno de los más sanguinarios. Se ha reído de sus victimas, ha celebrado los asesinatos de Jiménez Becerril y su esposa, y se ha alegrado de las lágrimas de sus hijos, y, para mayor osadía, no se ha arrepentido de sus crímenes. Se ha elegido al preso de ETA más repulsivo y radical para que la humillación fuera más evidente”, llegó decir Zaplana, quien añadió que, sin duda,  “De Juana “ha ganado el pulso” que con su huelga de hambre echó al Gobierno.

El portavoz del PP, sin embargo, no desmintió en ningún momento que el Gobierno del PP redujera la pena en casi un año a De Juana, tal y como había recordado momentos antes el ministro. Zaplana se limitó a echar balones fuera agarrándose  a que la política penitenciaria que entonces aplicaron estaba sujeta al Código Penal de 1973  y sus modificaciones para el cumplimiento íntegro de las penas por terrorismo fue fruto de iniciativas tomadas por el Gobierno de Aznar. “Esta política se debe a las malas leyes que durante catorce años ustedes se negaron a cambiar, señor ministro”, sentenció Zaplana que también aclaró que algunos etarras excarcelados en la etapa de mayor Oreja lo fueron por enfermedades terminales, como el caso de Esteban Nieto.

Zaplana pidió al ministro que “no engañen más a los españoles”. “Han buscado un atajo para aplicar a De Juana un tercer grado encubierto, que no exige el arrepentimiento previo. No hay razón que explique  tal decisión. Es un fraude de ley.”

“Nada es comparable a esta ignominia”

La dureza de sus acusaciones fue aumentando ante la mirada contrariada del ministro y las protestas de la bancada del PSOE. Según dijo, “nosotros dejamos a ETA en las últimas y con la bandera blanca y ahora vienen ustedes a confundir y mentir a los ciudadanos”. “Nada de lo que se hizo antes es comparable  con esta ignominia”, reiteró el portavoz del PP rebatiendo que durante el tiempo que estuvo secuestrado Ortega Lara se acercaran presos al País Vasco o se concedieran excarcelaciones y mucho menos cediendo a “la presión o el chantaje”.

Finalmente, Zaplana echó en cara a Rubalcaba la “cadena de cesiones “que, a su juicio, ha hecho y sigue haciendo el Gobierno de Zapatero en su empeño por continuar el proceso de paz pese al atentado de Barajas y los “tres muertos” (uno de ellos a consecuencia de la kale borroka en Euskadi). “Todo para no incomodar a los de las pistolas. Incluso acusó al los socialistas de ser ellos los que están propiciando el clima de “crispación” que reina en la calle por su “estrategia de intolerancia con las víctimas y de tolerancia con los terroristas”.

“No desprecien a la gente, no la insulten, no la minusvaloren”, pidió Zaplana al ministro  poco después de retarle a mantener un debate más amplio en el pleno sobre la política penitenciaria otorgada a los presos etarras.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios