www.diariocritico.com

Concedió una entrevista a Antena3

Demoledor repaso de Rajoy a la política de ZP en televisión

Demoledor repaso de Rajoy a la política de ZP en televisión

El presidente del PP siguió la estela de los últimos días y no dejó títere con cabeza a la hora de critica los tres años de Zapatero en el poder. Habló de todo: ETA, gestión económica, chantajes terroristas...
   En declaraciones a Antena 3, Mariano Rajoy habló el martes sobre todos los temas de la gestión del Gobierno socialista en estos tres años que este miércoles se cumplen de estancia de Zapatero en Moncloa.

Lucha contra ETA

   El presidente del PP celebró la detención de los tres presuntos etarras Marcos Sagarzazu Oyarzabal, Ignacio Tellechea Goñi y Francisco Javier Irastorza Dorronsoro en Hendaya (Francia), aunque matizó que estos arrestos no tienen nada que ver con el hecho de que el Gobierno haya aceptado el "chantaje" de la banda terrorista en el caso de Iñaki de Juana Chaos.

   El líder de la oposición reconoció que le gustaría que se hubieran producido "muchas más" detenciones de etarras a lo largo de la presente legislatura. En este sentido, calificó de "acontecimiento dramático" que 19 de los 25 miembros de Jarrai, Haika o Segi, "la organización terrroista juvenil de ETA, condenados recientemente por el Tribunal Supremo se fugaron tras la decisión judicial y no pudieron ser detenidos. "Al cabo de un mes hicieron una comparecencia pública y se entregaron", criticó.


Izquierda abertzale

   Rajoy ejemplificó esa cesión ante las demandas de la banda recordando que se han producido "peticiones de penas más bajas por los fiscales", la "legalización" del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), así como que hemos oído como Zapatero decía que De Juana "estaba a favor proceso paz" o "que Otegi era un hombre de paz".

   "Se ha equivocado la política terrorista. Se ha hecho contra el sentir de la mayoría de los españoles, contra lo que decía el PSOE en su programa electoral", resumió.  


Atentado de Barajas

   Lamentó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no aprovechara la oportunidad que tuvo tras el atentado de Barajas del pasado 30 de diciembre, en el que fallecieron dos personas, para rectificar su política antiterrorista. "El 30 diciembre pensábamos que se iba a producir una rectificación, lo tenía muy fácil, tendría el apoyo de todos los partidos, todos los ciudadanos, de la lógica, de la decencia del sentido común y no lo quiso hacer", criticó.


De Juana

   El presidente del PP rechazó la explicación del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que la decisión de mejorar las condiciones de cumplimiento de pena al etarra Ignacio de Juana Chaos respondiera a la intención del Gobierno de "evitar muertes", empezando por la del propio terrorista. "¿Qué muertes?", se preguntó, para después subrayar que esa medida buscaba apoyar el proceso de negociación de José Luis Rodríguez Zapatero con ETA, "un proceso muy negativo para el conjunto de los españoles".

   Rajoy recalcó que el Ejecutivo socialista se ha limitado a "aceptar el chantaje" de ETA y de De Juana y criticó que, en un intento de justificar lo sucedido, se hayan esgrimido primero "razones humanitarias" o "inteligentes" y ahora se hable de "evitar muertes".

   "¿Cuál es la razón que no da el Gobierno?: Que se ha iniciado un proceso de negociación con ETA y que se cree que es bueno para ese proceso la liberación de De Juana", sostuvo, añadiendo que en los últimos comunicados de la banda terrorista se ha aludido directamente a la situación del citado terrorista. "Esa es la razón: Que se está en un proceso de negociación", remachó.


Política antiterrorista de Aznar

   En cualquier caso, dijo que ha de ser Rodríguez Zapatero quien explique directamente a los españoles los motivos que le han llevado a tomar esa polémica decisión y, además, aprovechó la ocasión para contestar a los socialistas, que han culpado al PP de dar también  beneficios, en su día, a De Juana: "¿Recuerdan lo que pasó en 1997?", planteó refiriéndose al secuestro y posterior asesinato del edil de Ermua Miguel Angel Blanco.

   "ETA secuestró a Miguel Angel Blanco y le dijo al Gobierno de España que si en dos días no acercaba a sus presos al País Vasco, mataban a esta persona. Y desgraciadamente lo mataron", apuntó Rajoy, quien recalcó que entonces ni el Gobierno ni la sociedad quisieron ceder ante la banda etarra, como tampoco lo hicieron, dijo, con José Antonio Ortega Lara.

   A continuación, aseveró que se puede estar o no de acuerdo con lo que hizo José María Aznar al frente del Ejecutivo, pero determinó que lo que no se puede poner en duda en ningún caso es "la claridad y contundencia" de su política antiterrorista.


'Fractura' de España

   A lo largo de la entrevista, se le preguntó por la manifestación que convocó el pasado sábado en Madrid contra la decisión de mejorar las condiciones de cumplimiento de pena a De Juana o por los pasos que, dada la negativa del Ejecutivo a rectificar, va a dar en el futuro. Rajoy garantizó que va a "cumplir con su obligación", aunque descartó iniciativas como la presentación de una moción de censura.

   Agregó que él es de los que "creen" que la lucha antiterrorista merece el consenso de "la mayoría de las fuerzas políticas" y sentenció que si el PSOE no intenta recuperar el acuerdo con el PP en esta materia, será su partido el que busque el acuerdo "con el mayor número posible de españoles" frente a los próximos comicios generales.

   Asimismo, avanzó que su primera medida como presidente del Gobierno sería intentar recuperar el consenso logrado en la transición para áreas fundamentales de la política, incluida la estrategia antiterrorista, premisa respetada, a su juicio, por "todos" los jefes del Ejecutivo que precedieron a Zapatero en el cargo.

   No obstante y ante la insistencia de sus entrevistadores, Rajoy negó que haya "fractura o división en España" a raíz del enfrentamiento que protagonizan a diario las dos fuerzas políticas mayoritarias en el país. "No creo que haya una gran fractura o división en España. Es una fractura entre un Gobierno, su presidente y la mayoría de los españoles", espetó.


La cuestión navarra

   En cuanto a la decisión del Gobierno de Navarra de convocar en Pamplona una nueva manifestación, el próximo sábado, Rajoy resaltó que no hay un comunicado de ETA ni una intervención pública de Batasuna en la que "no se hable de Navarra". "Las exigencias de ETA y de Navarra no son de hoy ni de ayer; son de hace 40 años --puntualizó--. Dicen que sin Navarra no es posible ningún tipo de entendimiento".

   El líder de los 'populares' defendió con esos argumentos el derecho del Ejecutivo navarro a convocar una manifestación, especialmente cuando la ilegalizada Batasuna presenta en esta autonomía "un día sí y otro también" listas y reivindicaciones y cuando Zapatero, bajo su punto de vista, no ha aclarado si los socialistas están dispuestos a llegar a pactos postelectorales con organizaciones "que quieren que Navarra deje de ser Navarra". "La gente tiene derecho a defender lo que cree, a convocar una manifestación y muchos motivos para estar preocupados", apostilló.


ETA y el 11-M

   A lo largo de la entrevista, se le pidió a Rajoy que aclarase si  cuando dijo, hace unos días, que ETA no mató entre 2003 y diciembre de 2006 porque "no pudo", había dado por hecho que esta organización terrorista no era responsable de las muertes de los atentados del 11-M en Madrid.

   "Yo no sé si ETA atentó o no el 11-M. Eso lo dirán lo tribunales", contestó, indicando que él, como tendrán que hacer los demás, se limitará a "respetar y acatar" la decisión que tomen los órganos competentes de la Justicia.

   Eso sí, especificó que lo había querido decir es que la política contra ETA que se había venido practicando en España y que nació del Pacto Antiterrorista se basaba en "la firmeza", resultó "muy útil" y debilitó a la banda gracias a la Ley de Partidos Políticos, la actividad de Policía y Guardia Civil, la cooperación internacional o las operaciones contra "el entorno y el aparato mediático" de la banda. "A esa política acertada tendremos que volver en España lo más temprano posible", avisó.


Elecciones de mayo

   Para concluir la entrevista, se le hicieron preguntas vinculadas a su liderazgo en el partido, la relevancia de las próximas elecciones municipales para su candidatura a generales y las listas para el Congreso.

   Rajoy dijo "notar y percibir" un "apoyo muy grande" dentro de las filas 'populares'; explicó que aún no ha pensado en quién será su 'número dos' en la candidatura de las legislativas; subrayó que los comicios locales "no tienen nada que ver" con unas 'primarias' porque sus resultados no son extrapolables a generales e hizo un anuncio: Aceptará debates electorales con Rodríguez Zapatero cuando llegue el momento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios