www.diariocritico.com

El diálogo debe superar todo conflicto y tensión

Miles de angoleños recibieron al Papa Benedicto XVI quien los instó a la reconciliación tras guerra civil de tres décadas

Miles de angoleños recibieron al Papa Benedicto XVI quien los instó a la reconciliación tras guerra civil de tres décadas

El papa Benedicto XVI pidió el viernes a los angoleños que continúen en la senda de la reconciliación luego de casi tres décadas de guerra civil, diciendo que el diálogo debe superar todo conflicto y tensión.

Benedicto XVI formuló su llamado al llegar a Luanda, la capital de Angola, en su segunda escala de su gira por Africa. Decenas de miles de angoleños le ofrecieron una exuberante bienvenida.

Angola es un país de agudos contrastes. La mayoría de la población entre ellos 8,5 millones de católicos, vive en la pobreza pese a los multimillonarios ingresos que tiene el país por su producción de petróleo.

En sus comentarios en el aeropuerto, el Papa, de 81 años de edad, hizo mención a su crianza en la Alemania nazi, donde fue miembro de la Juventud Hitleriana. Dijo que la guerra y las divisiones nacionales eran "resultado de ideologías inhumanas y destructivas, que bajo la falsa apariencia de sueños y de ilusiones, hacen que el yugo de la opresión pese sobre un pueblo".

Por lo tanto, indicó, él está muy al tanto de que "el diálogo es la manera de superar toda forma de conflicto y de tensión, para que cada país ... se convierta en un hogar de paz y de fraternidad".

Posteriormente, en declaraciones ante líderes del gobierno y diplomáticos, Benedicto XVI condenó la "indescriptible" violencia sexual contra las mujeres en Africa, y criticó a los gobiernos africanos que aprobaron el aborto. Angola es uno de 45 firmantes de un protocolo de la Unión Africana que permite el aborto en caso de violación, incesto, o cuando la vida de la madre corre peligro.

Benedicto viajó por avión con destino a Angola después de reunirse el viernes por la mañana en Camerún con unos 15 pigmeos que le obsequiaron una tortuga.

El papa fue recibido por el presidente angoleño, Eduardo dos Santos, mientras tocaba una banda militar, a su llegada en un avión fletado en medio de un calor sofocante.

Fue en Angola donde los misioneros portugueses bautizaron al primer católico converso del Africa en 1491. Más del 60% de la población angoleña es católica, pese a la revolución marxista y a una guerra civil entre 1975 y el 2002, durante la cual muchos misioneros fueron asesinados.

El presidente dos Santos se casó en 1992 en una ceremonia católica que fue trasmitida por televisión.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios