www.diariocritico.com
Irán espera hechos de EU no palabras

Irán espera hechos de EU no palabras

Enrocado en el discurso adoptado desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, Irán respondió hoy al presidente estadounidense que recibe con buena fe su mensaje conciliador pero que no es suficiente, ya que espera hechos concretos, que incluyan una disculpa oficial.

"Lo recibimos de buena fe. Pero se necesita un paso adelante concreto. EU debe admitir su errores, que se remontan al pasado y son históricos", dijo hoy Ali Akbar Javanfaker, considerado uno de los asesores más cercanos del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

En un nuevo gesto hacia el régimen teocrático de los ayatolá, la nueva Administración demócrata estadounidense distribuyó el viernes un vídeo dirigido al pueblo iraní y subtitulado en farsi en el que Obama propone acabar con treinta años de enfrentamiento, siempre y cuando Teherán abandone la política de las amenazas.

Ambos países rompieron sus lazos diplomáticos en abril de 1980, una vez consolidada la revolución islámica que derrocó la monarquía pro occidental del último Sha de Persia, Mohamad Reza Pahlevi.

"En esta estación de nuevos comienzos, me gustaría hablar claramente a los líderes iraníes", declaró el presidente estadounidense.

"Contamos con serias diferencias que se han agrandado con el tiempo. Mi Gobierno está comprometido ahora con una diplomacia que aborde toda la gama de asuntos pendientes entre nosotros, y con la búsqueda de lazos constructivos entre EU, Irán y la comunidad internacional", señaló.

La respuesta hoy ha sido la misma que el régimen iraní repite como un "mantra" desde hace dos meses.

El pasado enero, escasos días después de que Obama asumiera el cargo y expresara su deseo de iniciar un nuevo capítulo si Teherán abría el puño, Ahmadineyad ya replicó que su país espera un "cambio fundamental en la política estadounidense, cimentado en el respeto mutuo".

Y una disculpa oficial al pueblo iraní "por los daños infringidos en el pasado".

Días atrás, el líder supremo de la revolución iraní, ayatolá Ali Jamenei, quien tiene la última palabra en asuntos de Estado, volvió a denunciar que "la política de la actual Administración norteamericana es la misma que en el pasado, no ha cambiado".

Las raíces de la hostilidad entre los dos países se remontan a 1953, fecha en la que un golpe de estado ejecutado por la CIA y urdido por los servicios secretos británicos derrocó el gobierno democrático del entonces primer ministro Mohamad Mosadegh y devolvió el poder absoluto al Sha.

Irán desea que EU se disculpe oficialmente por aquel acto y por todas las conspiraciones fallidas que, según Teherán, ha apoyado en los últimos treinta años para desprestigiar y derrocar al régimen de los ayatolá.

"Irán busca una reparación internacional tras años de aislamiento internacional. La apertura de una oficina de intereses en Teherán sería un verdadero paso adelante", explica a Efe un alto cargo que pidió no ser identificado.

En 1998, bajo el Gobierno del reformista Mohamad Jatamí, la Administración Clinton, admitió la participación de su país en la conspiración que derrocó a Mosadegh.

Pero el acercamiento entre ambos países no fructificó, incluso aunque Washington levantó parte de las sanciones económicas que impuso a Teherán hace treinta años.

En 2002, las relaciones empeoraron después de que la oposición en el exilio iraní denunciara que la República Islámica ocultaba un programa nuclear paralelo para la supuesta la adquisición de un arsenal atómico.

El polémico programa nuclear, espoleado por Ahmadineyad nada más acceder a la presidencia en 2005, es en la actualidad el obstáculo principal entre Irán y la comunidad internacional.

"Tienen ese derecho, pero con él vienen acarreadas responsabilidades de verdad, y ese lugar no se puede alcanzar mediante el terrorismo o las armas, sino a través de acciones pacíficas que demuestren la verdadera grandeza del pueblo y la civilización iraní", dijo Obama el viernes a este respecto.

A principios de marzo, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, invitó a Teherán a participar en la cumbre internacional sobre Afganistán que se celebrará a finales de mes, pero el régimen iraní aún no ha respondido.

Javanfakr reiteró hoy a Efe que todavía no se ha tomado una decisión al respecto, pero que el mensaje, "que no sorprende pero es insuficiente", es una buena señal

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios