www.diariocritico.com

Consejos para la Crisis

Ante la crisis financiera y económica global, convertida en uno de los principales desafíos a los que se haya enfrentado nunca la Unión Europea, palabras que no son mías sino de los propios Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión, se esperaba con una cierta expectación el debate y las conclusiones que se producirían en el Consejo Europeo de Bruselas  celebrado el pasado fin de semana, 19 y 20 de marzo de 2009. Las primeras conclusiones son claras, la Unión Europea se ha comprometido a restablecer la confianza y el buen funcionamiento del mercado financiero, reestablecer el funcionamiento de los mercados crediticios y facilitar el flujo de crédito a la economía global, ocuparse de los activos bancarios tóxicos y dar nueva forma al marco reglamentario de los mercados financieros tomando como base para mejorar la reglamentación y la supervisión de las instituciones financieras de la Unión Europea el “Informe Larosiere”, así llamado por el director del grupo de expertos que, a petición del Presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, ha sido elaborado y en el que se propone una reforma en profundidad de la supervisión financiera europea.

La carrera de Jacques de Larosiere es excepcional, Director del Tesoro y antes Director del gabinete de Giscard, fue Gobernador del Banco de Francia, Presidente del Banco de Reconstrucción y Desarrollo y Consejero del BNP Paribas. En efecto, en el informe del grupo Larosiere enviado a la Comisión, que finaliza con 31 recomendaciones, se propone crear un Sistema Europeo de Supervisión Financiera, con la puesta en marcha de un “Consejo Europeo de Riesgo Sistémico” –European Systemic Risk Council, ESRC-, encargado de asegurar la estabilidad financiera y detectar los riesgos del sistema bancario, adoptando una estructura federal de supervisión, con tres supervisores europeos para Bancos, Seguros y Mercado de Valores, Consejo que sería presidido por el Presidente del BCE aunque los problemas afectan a más países que los de la eurozona.

De este modo el Consejo Europeo de marzo acuerda mejorar la reglamentación y la supervisión de las instituciones financieras de la UE a través de los trabajos fundamentados en el Informe Larosiere para adoptar las primeras decisiones en el Consejo Europeo de julio de 2009 y presentar propuestas legislativas más detalladas, entre las que se encuentran como primeras, según el propio Consejo ha recordado, actos relativos a las agencias de calificación crediticia, solvencia de las empresas de seguros, requerimientos de fondos propios de los bancos, pagos transfronterizos y dinero electrónico, actos legislativos que deben ser adoptados antes de que entre en funcionamiento el nuevo Parlamento, que será elegido en junio de 2009. Otra serie de importantes propuestas legislativas se presentarán en el Consejo Europeo de junio de 2009. De este modo y paralelamente a los encuentros internacionales que comienzan ahora con la reunión próxima del G-20, la Unión Europea ha establecido su propio calendario para restablecer la estabilidad financiera, independientemente de los medios que están siendo inyectados en la economía europea para salir de la crisis, y reestablecer la economía real, entre cuyos instrumentos está el llamado Plan Europeo de Recuperación Económica y las medidas adoptadas por los Estados miembros para apoyar la economía real. Asimismo el Consejo incluye en Anexo un texto con vista a la Cumbre de Londres del G-20 donde recuerda de nuevo su prioridad a reestablecer el funcionamiento de los mercados crediticios y facilitar que el crédito llegue a la economía y apoyar una iniciativa multilateral sobre financiación comercial para que los flujos financieros lleguen a todas las empresas, incluidas pequeñas y medianas. Finalmente el Consejo Europeo se compromete a apoyar la reforma de la gobernanza de las instituciones financieras internacionales y a mejorar la reglamentación de los mercados financieros, garantizando la reglamentación y supervisión adecuadas, fomentando la transparencia y la rendición de cuentas. Pudiera de este modo decirse que este Consejo Europeo de marzo de 2009, siguiendo el camino del Consejo Europeo de diciembre de 2008, marca el diseño de una Política de Reglamentación y Supervisión del Sector Financiero en la UE que pretende influir en la conformación de la futura gobernanza mundial del sector financiero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios