www.diariocritico.com

Los diputados se siguen quejando de sus sueldos

El PSOE e IU, contra el secreto  de las actividades de sus señorías

El PSOE e IU, contra el secreto de las actividades de sus señorías

La polémica desatada con las incompatibilidades de sus señorías puede tener hasta un ‘final feliz’. El PSOE e IU quieren que las actividades profesionales que los diputados y senadores ejercitan al margen de sus labores parlamentarias se hagan públicas.
Para ello, solicitará al presidente de la Cámara baja, José Bono, que articule los mecanismos oportunos para dar mayor publicidad y transparencia a las declaraciones de actividades profesionales de los diputados. La propuesta será llevada a la comisión del Estatuto del Diputado, cuyo dictamen ha sido votado este jueves a puerta cerrada en el Pleno de la Cámara baja.

    Durante todas las legislaturas estas actividades han gozado de un incomprensible secretismo. Todos los grupos de la Cámara han coincidido hasta ahora en hacer ‘manga ancha’ ante las peticiones de sus miembros para poder ejercer otras actividades remuneradas, como trabajar en bufetes de abogados, ejercer la docencia, dar conferencias o participar en tertulias. La Comisión del Estatuto del Diputado autorizaba casi mecánicamente todas las peticiones, salvo que colisionen con la ley de incompatibilidades cuyo único límite es no hacer contratos o actividades con organismo o instituciones públicas.

    De esta manera, muchos diputados solicitan al inicio de la legislatura a la citada Comisión -que preside el socialista Francès Vallés-, como medida ‘preventiva’ poder dedicarse a otras actividades aunque luego no lo hagan. De este modo sus señorías ya tienen concedido el permiso del que pueden hacer uso cuando quieran si se les llega la ocasión. 

    Por ejemplo, en el Congreso hay diputados que tiene autorización para ejercitar la abogacía pero que tiene durmiente su bufete. “Pero si un buen día necesito defender a mi hermana o a un amigo por algún caso, no tengo que esperar a que la Cámra me de permiso. Ya lo tengo concedido”, explicaba a este diario uno de los parlamentarios del PP que se han acogido a la medida.

En el fondo de todo subyace la eterna queja de nuestros ‘padres de la patria’ de que están mal pagados. IU es partidaria de que se endurezca el régimen de incompatibilidades pero el resto de los grupos esgrimen que entonces lo que debe de hacer las Cámaras es remunerar como ‘dios manda’ a los parlamentarios. 

    Un diputado o senador cobra algo más de cuatro mil euros aunque casi todos suman complementos nada desdeñables por las responsabilidades que se les asigna en las Comisiones de trabajo. Además, el Congreso y el Senado le paga los transportes y el kilometraje de sus viejas si utilizan el coche. Los mejor pagados son los miembros de la Mesa del Congreso, especialmente el presidente. 

    Desde la anterior legislatura que presidió el socialista Manuel Marín,  los sueldos de sus señorías están en la página Web del Congreso (www.congreso.es) para que los ciudadanos conozcan lo que cobran.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios