www.diariocritico.com

Se reunió con los dirigentes del Reino Unido, Rusia, China

El presidente de EE.UU., Barack Obama lanza un mensaje de unidad en vísperas de cumbre del G20

El presidente de EE.UU., Barack Obama lanza un mensaje de unidad en vísperas de cumbre del G20

El presidente de EE.UU., Barack Obama lanza un mensaje de unidad en vísperas de cumbre del G20La cumbre del G20 para discutir la crisis es la prueba de fuego internacional para el mandatario estadounidense Barack Obama, quien se reunió el miércoles en Londres con los dirigentes del Reino Unido, Rusia y China, y lanzó un mensaje de unidad a los líderes del mundo.

Mientras los dirigentes mundiales se reúnen en suntuosos y alfombrados salones, las calles de Londres fueron escenario el miércoles de choques entre manifestantes y policías antimotines, que dejaron 24 personas detenidas y varios policías antimotines y manifestantes heridos.

Obama, que será seguramente la estrella de la cumbre el jueves en Londres de las principales economías del planeta, lanzó un llamamiento a los líderes del G20 a hacer hincapié en los puntos en común que los unen "y no en las divergencias".

"Estimo que hay bastantes convergencias" entre los 20 países, exhortó Obama en una conferencia de prensa con el primer ministro británico, Gordon Brown, anfitrión de la cumbre de países ricos y potencias emergentes que se celebra en un gran centro de conferencias en el este de Londres.

En otra rueda de prensa conjunta, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, lanzaron una advertencia: la aprobación por el G20 de una "una regulación" del sistema financiero internacional "no es negociable", dijeron.

El primer cara a cara de Obama con su colega ruso, Dimitri Medvedev, dio como resultado el anuncio de que los dos países acordaron lanzar negociaciones para reducir sus arsenales nucleares e iniciar una "cooperación mutua" sobre un tema que provoca fuertes tensiones entre ambos países: la defensa antimisiles.

"¿Qué mejor manera que empezar nuestra relación bilateral (con Rusia) que con un acuerdo para reducir esos arsenales" nucleares?, planteó Obama en una rueda de prensa antes de su bilateral con su colega ruso.

"Aunque la amenaza (nuclear) haya disminuido mucho desde el fin de la Guerra Fría, sigue siendo la mayor amenaza contra la humanidad", aseguró Obama que tras la cumbre emprenderá una gira por Europa, su primera desde que asumió las riendas de Estados Unidos, en enero pasado.

El comunicado oficial tras la reunión de Obama y Medvedev señaló que persisten, sin embargo, "diferencias" entre Washington y Moscú en relación al escudo antimisiles, el sistema de defensa que Estados Unidos quiere instalar en el este de Europa y al que se opone tajantemente Rusia.

Tras su reunión con Medvedev, Obama anunció que visitará Moscú en el verano boreal próximo.

En su primera reunión con su homólogo chino, Hu Jintao, Obama acordó combatir el proteccionismo y trabajar para mejorar las relaciones militares.

Los mandatarios acordaron "fortalecer los lazos en todos los niveles", desde la economía hasta la lucha antiterrorista, y ampliar el diálogo sobre la "no proliferación y otros temas de seguridad internacional", indicó la Casa Blanca.

Obama y Hu "prometieron que, como dos grandes economías, Estados Unidos y China trabajarán juntos, así como con otros países, para ayudar a la economía mundial a regresar a un crecimiento fuerte y a fortalecer el sistema financiero internacional para que nunca vuelva a ocurrir una crisis de esta magnitud", agregó el comunicado.

Obama también aceptó "con placer" una invitación para viajar a China en la segunda mitad del año, indicó la Casa Blanca.

Tras sus reuniones con algunos de los líderes del planeta, Obama, de 47 años, y su esposa, Michelle, de 45, acudieron al Palacio de Buckingham, donde fueron recibidos por la reina Isabel II, de 82 años, y su esposo, Felipe, de 87.

La monarca, vestida con un traje largo de color salmón y que se veía diminuta al lado de la alta pareja presidencial estadounidense, los recibió en la entrada del Palacio y posó con ellos, sonriente, ante las cámaras.

Obama le regaló un Ipod personalizado que contenía imágenes de la visita de la monarca en 2007 a la capital Washington y al estado vecino de Virginia.

Luego, la reina recibió en el Palacio a todos los líderes del G20 que ya llegaron a Londres, entre ellos la jefe de Gobierno alemana Angela Merkel, el rey saudita Abdalá, el presidente francés Nicolas Sarkozy, el primer ministro indio Manmohan Singh y el presidente sudafricano Kgalema Motlanthe.

Mientras tanto, las protestas contra el G20 se proseguían en la City, el sector financiero en el corazón de Londres, donde los manifestantes atacaron en particular a los bancos.

Scotland Yard indicó que entre el miércoles a jueves ha movilizados a 5.000 policías para controlar las protestas y dar seguridad a los 20 mandatarios, que se desplazarán el jueves al centro de Conferencias Excel, sede de la cumbre, en el este de Londres.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios