www.diariocritico.com
Aquella mano presidencial en el hombro de nuestro presidente…

Aquella mano presidencial en el hombro de nuestro presidente…

George Bush, de triste recuerdo, colocó su mano presidencial sobre el presidencial hombro del presidente del gobierno español. Aquello fue en la ‘cumbre’ de Las Azores, también de nefasta memoria, el 16 de marzo de 2003. Casi exactamente seis años después, el héroe Obama, en la cima de la popularidad, idolatrado por los europeos, coloca también su mano sobre el hombro de otro presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y le llama “amigo”.
Hay mucha más distancia que seis años y veinte días entre ambas imágenes. Aunque Irak haya sido sustituído por Afganistán y Las Azores, por Praga, que es a quien toca ahora la presidencia de la UE, las similitudes son pocas. Ni Obama es Bush, ni Zapatero es Aznar, ni Kabul es Bagdad, ni el papel de las Naciones Unidas, ahora conmocionadas por hipotéticos planes belicistas del esperpento de Corea del Norte, es el mismo que entonces. Simplemente, el mundo ha cambiado, y la mano que se coloca sobre el hombro es muy distinta; confiemos en que el hombro también, y que a Zapatero no se le ocurra nunca poner los pies sobre una mesa junto a los zapatos del inquilino de la Casa Blanca, ni hablar español con acento de Tijuana. Esperemos que el hombre que regresa dentro de unas horas a España, entronizado con la declaración verbal de amistad del hombre más poderoso de la tierra, y que viene con una nueva lista de gobierno en el bolsillo, haya aprendido la lección y no permita que se repita un pasado de sumisión excesiva a lo que ‘míster president’ diga. Aliados, sí; súbditos, no, señor presidente. Más información>>

Más información:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios