www.diariocritico.com
Deportes: Zapatero, un antitaurino que 'torea'

Deportes: Zapatero, un antitaurino que 'torea'

Una promesa incumplida más, y van... Pongamos que hablo/escribo de la no tan lejana idea de Zapatero de crear un Ministerio de Deportes "cuando haya un remodelación", según comentó. Fue a finales de noviembre en la recepción del equipo español de la Copa Davis, que se trajo la 'ensaladera' desde Argentina. Fue la guinda con la que se cerró el 'annus mirabilis' del deporte español, pleno de triunfos, como el mismo ZP señaló al recibir a la 'armada tenística:  "este momento merece una apuesta más decidida en todos los aspectos".

Mas con la crisis económica apretando y con la reducción -mínima, eso sí- de carteras, aunque haya aumentado una vicepresidencia, el presidente ha preferido olvidarse de ese nuevo Ministerio. Pero, 'torero' él, que es tan antitaurino, que se ha cargado las retransmisiones y los programas informativos sobre la Fiesta en la radio y televisión pública; torero él, se insiste, asciende al Deporte sacándolo de la mezcolanza de carteras en que estaba inmerso en sus dos legislaturas ¡y se lo lleva él a presidencia!

Con lo cual, podrá acudir a sacar pecho, algo que domina a la perfección el confirmado secretario de estado Jaime Lissavetzky, al puñado de más que previsibles triunfos que nos van a seguir regalando en 2009 los Nadal, Gasol, Contador, Alonso, la 'roja', Lorenzo, Mengual etc. Unos triunfos que ZP, 'torero' él, se apuntará en su haber, y más si en octubre nos otorgan -a Madrid, se entiende- los Juegos Olímpicos de 2016.

O sea que este antitaurino, ha echado mano de su 'torería' política y de imagen, que domina a la perfección con faenas de dos orejas, y cual José Tomás, El Juli, Ponce, El Cid etc. ha sabido pegar una larga cambiada al Deporte. Después se ha lucido con capote y muleta y ha despachado su promesa con un estoconazo, llevándoselo a Presidencia y olé.

Y ya que estamos con el rico lenguaje taurino, del que tan preñado está el castellano, ZP, sin saberlo, ha hecho un gran favor -sin querer, claro- a los aficionados taurinos dabuten. Todos ellos clamaron con el gesto del hasta hoy ministro de Cultura, César Antonio Molina, de otorgar -mejor regalar- la medalla de Bellas Artes a un coletudo tan vulgar como Rivera Ordóñez. Pues bien, ahora Zapatero, lo ha castigado cesando al ministro y poniendo en su lugar a una confesa taurina de pro, Ángeles González Sinde. Como le cantan en Las Ventas a los coletudos en sus grandes faenas: ¡To-re-ro, to-re-ro!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios