www.diariocritico.com

Una nota de ida y vuelta de Miguel Sebastián

A pagar la tele tocan... ¿o no?

A pagar la tele tocan... ¿o no?

jueves 09 de abril de 2009, 09:06h

A ver si conseguimos explicar, con la ayuda de otros colegas digitales, el gran embrollo. El primer lío interno que debe afrontar el nuevo gobierno. En todo caso, nos tememos que empezamos a entender algunas claves de la remodelación gubernamental. Por ejemplo, la permanencia de algunos ministros de trayectoria especialmente escandalosa.

El Ministerio de Industria, que dirige Miguel Sebastián, aprobó este miércoles, a través de una nota, que los operadores de televisión privada puedan solicitar la modificación de sus concesiones para poder prestar servicios de Televisión Digital Terrestre (TDT) de pago. Seis horas después, matizaba: no, no se había aprobado tal medida..aún. ¿O sí? Menudo lío.

La opción del pago por visión en la nueva TDT había sido una demanda constante de empresas como Mediapro, que encuentra así una buena vía para rentabilizar los derechos audiovisuales deportivos que atesora. La Sexta y Antena 3 –este periódico ya ha dicho que las negociaciones de fusión entre ambas están muy avanzadas--. se habían mostrado a favor, mientras que Telecinco quería una moratoria de cinco años. Prisa era, en principio, la principal perjudicada, mientras no se desprenda de Digital Plus. Y, desde luego, la Mediapro gubernamental de Jaume Roures, la gran beneficiada. Gran escandalera en la casa-Prisa y posterior rectificación. O algo de eso parecía, al menos, en medio del desconcierto que se ha creado.

La ‘vice’ primera sale al paso--

Así, pocas horas después de que se presentara en sociedad el nuevo Gabinete, llegan los primeros desacuerdos, decía ayer PR Noticias, que hacía una información 'de alcance' sobre el espinoso asunto, que pone en evidencia el favoritismo de una parte del gobierno hacia sus ‘amigos de Mediapro’. Dos viejos conocidos -Miguel Sebastián y María Teresa Fernández de la Vega- se han vuelto a encontrar dejando en nada –o casi nada-- la TDT de pago, que se anunciaba a bombo y platillo a medio día...

Industria emitió el citado comunicado a las tres de la tarde abriendo la puerta para que las televisiones pudiesen modificar su licencia digital y acceder a la TDT de pago. Pero seis horas después emitieron una nota aclaratoria recordando que esto 'no significa que el Ejecutivo haya aprobado la TDT de pago' ya que –recordó la nota posterior- cualquier modificación debe ser primero acordada en el Consejo de Ministros. Esto,después de una pataleta de Prisa, que por todos sus medios calificó de “ilegal” la medida del Ministerio de Sebastián.

Tres de la tarde: Industria decía en un comunicado:

'A partir hoy, los operadores de televisión privada de ámbito nacional que así lo consideren oportuno podrán solicitar al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio la modificación de sus concesiones de televisión para poder prestar el servicio de Televisión Digital Terrestre (TDT) de pago. La autorización para prestar el servicio de TDT de pago requerirá un informe previo preceptivo del Consejo de Estado y su posterior aprobación por el Consejo de Ministros.  Entre las obligaciones que deberán cumplir los operadores está el garantizar la existencia de decodificadores que sean compatibles con distintos mecanismos para facilitar que los ciudadanos puedan acceder a todos los canales de pago mediante un único decodificador. Además, los decodificadores deberán contener los mecanismos necesarios para el control de los contenidos protegidos'.

Nueve de la noche: Industria rectifica:

 'Este Ministerio quiere precisar que este anuncio no implica que el Gobierno haya autorizado la concesión de la TDT de pago, ya que la puesta en marcha de ésta y sus condiciones, requieren asimismo, y en todo caso, de un acuerdo del Consejo de Ministros'.

En esas seis horas transcurridas, fuertes discusiones entre el Ministerio de Miguel Sebastián y el de María Teresa Fernández de la Vega, ya que Industria actuó sin informar a nadie del Ejecutivo que lanzaría este comunicado en pleno miércoles santo y con todo el interés mediático centrado en el nuevo gabinete de ministros. Con esto, la TDT de pago nuevamente queda en suspenso. O eso parece, hasta que se produzcan las oportunas explicaciones oficiales.

Las presiones de Juan Luis Cebrián

Muchos medios han atribuído esta marcha atrás del Ejecutivo a las presiones de Prisa, que envió un duro comunicado a las ocho de la noche criticando esta medida. Y es que esta TDT de pago beneficia principalmente, como decíamos, a Jaume Roures y Mediapro que tendría la posibilidad de rentabilizar su gran cantidad de derechos deportivos como los partidos de la liga de fútbol o los de la Liga de Campeones. Por el contrario, Sogecable y Telecinco serían los perdedores ya que a pesar de que estaban de acuerdo con la normativa, no la esperaban hasta antes de cinco años. Sogecable, ya que vería un nuevo competidor para Digital Plus y Telecinco por carecer de eventos y contenidos Premium que se adapten a la TDT de pago. En el caso de Prisa además, esperaban poder vender Digital Plus antes de la TDT de pago; si no, la plataforma perdería gran parte de su valor estratégico como plataforma de televisión por pago.

Al final, Industria no optó por un real decreto para dar luz verde a la TDT de pago. El procedimiento sería al revés. Serían los operadores quienes notificaran a Industria su deseo de proporcionar este servicio. Luego, la autorización dependería de un informe del Consejo de Estado y su posterior aprobación por el Consejo de Ministros. El digital El Confidencial adelantó en su día que el placet del Gobierno era inminente, ante el ‘curioso’ retraso que sufre la Ley General Audiovisual, que es la norma que debía marcar la hoja de ruta del sector para acabar con la ‘ley de la selva’ vigente.

Problemas con la tecnología

Uno de los principales problemas con los que ha tenido que lidiar Industria ha sido la tecnología. Y es que para la TDT de pago no sirve ninguno de los descodificadores que hay actualmente en los domicilios. No sólo habrá que comprar nuevos aparatos, sino que los expertos han advertido de la necesidad de que la regulación impida que las familias se vean obligadas a adquirir descodificadores distintos para acceder a contenidos de pago de operadores diversos. El Ministerio advierte a dichos operadores de que deberá garantizarse que los ciudadanos puedan acceder a todos los canales de pago con un único decodificador.

Industria, en su primera nota del miércoles santo, se quiere curar en salud desde el primer momento y asegura a los ciudadanos que no van a salir perdiendo. “Podrán acceder a contenidos de mayor calidad”, sin que “vaya a suponer merma alguna en cuanto al acceso en abierto a los acontecimientos deportivos de interés general”, asegura la nota emitida por el Ministerio de Sebastián de este miércoles, víspera de Semana Santa y, por tanto, con pocas posibilidades de reacción por parte de los afectados (aunque Prisa reaccionó con presteza, como vemos). En esta línea, recuerda que por ley deberá seguir retransmitiéndose en directo y en abierto un partido de cada jornada de la liga de fútbol de primera división. También los eventos que cada año se definan como de interés general.

Ayuda para las fusiones

Para los operadores, el departamento que dirige Miguel Sebastián plantea que esta modalidad de televisión les permite “una fuente adicional de financiación, además de la publicidad, lo que puede redundar en un mayor uso del estándar de televisión de alta definición”. Ante el más que evidente retraso que sufría la Ley General Audiovisual, el Gobierno decidió acometer la regulación puntual que demandaba el sector a finales de febrero, empezando con el real decreto que eliminaba las restricciones para las operaciones de concentración en el sector. Una medida que abría la carrera de las fusiones (probable: la Sexta con A3 y la Cuatro con Telecinco). En ese contexto debe verse este nuevo paso, que hace más atractivas las posibles bodas.

El consejero delegado de La Sexta, José Miguel Contreras, reconocía recientemente, en el Foro de la Nueva Comunicación, conversaciones de todos con todos para buscar las mejores alianzas, aunque negó que ya tuviesen una concluída. De hecho, Mediapro ya negoció antes de verano un acuerdo de colaboración con Antena 3 para que la cadena de Planeta pudiera acceder a sus codiciados contenidos. La productora de Jaume Roures tendrá la próxima temporada en exclusiva los derechos de 39 de los 42 equipos que forman la Liga de Fútbol Profesional. Todo sin contar con los derechos de la Champions y la Fórmula 1.

Un buen negocio para Roures

Aquí hay negocio seguro…para uno. ¿Y los demás?¿Hasta cuándo este descarado favoritismo con las televisiones? Claro que ¿quién va a protestar, cuando, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid se han entregado las TDT con el alarmante amiguismo con el que se han entregado? Se quiere, desde la política, poner puertas al futuro televisivo tras el apagón analógico, pero he aquí que irrumpe la televisión por Internet: ¿encontrarán también la manera de ‘regularla’ a su antojo y, sobre todo, a su conveniencia?

El caso es que ahora el escándalo está servido, el gobierno de vacaciones y la opinión pública no ha llegado a enterarse de este primer escándalo, servido, cómo no, por el inefable Miguel Sebastián. Y volvemos a la pregunta inicial: ¿por qué ha optado Zapatero por mantener al ministro de las bombillas, del ‘fuera corbatas en verano’, del consuma usted productos nacionales, de las peleas con Solbes –aunque ZP lo niegue--, con Garmendia? El lunes, alguien tendrá que salir a explicar, desde La Moncloa, o desde Industria, o desde donde sea, el gran lío que han montado. Y todo por echar una mano al amigo Roures. O por echar una mano al cuello a Prisa, que antes ocupaba el lugar del favorito que ahora le corresponde a Mediapro. ¿Cuándo acabará esta manipulación desde los gobiernos del pastel televisivo, una clave para ganar elecciones? El fin: otro escándalo ‘televisivo’ en puertas…

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios