www.diariocritico.com

Gran Premio de España

Balance en Jerez: pocos motivos de fiesta, pero algunas alegrías

Balance en Jerez: pocos motivos de fiesta, pero algunas alegrías

Pedrosa sólo pudo ser segundo en MotoGP por detrás de un intratable Rossi y en 125 cc nos tuvimos que conformar con el tercer puesto de Faubel. La alegría vino en 250 cc, con Lorenzo ganador por delante de Bautista tras una carrera de auténtico lujo.

   El piloto italiano Valentino Rossi (Yamaha) se llevó el triunfo en la categoría de MotoGP, del Gran Premio de España, segunda prueba del calendario mundialista disputada sobre el circuito de Jerez, en la que el siete veces campeón del mundo no dio opciones a sus rivales, que tuvieron que conformarse con los otros puestos del cajón, el español Dani Pedrosa (Honda), segundo, y Colin Edwards (Yamaha), tercero.

   El tan ansiado duelo entre el profesor y el alumno, se resolvió finalmente y sin demasiados problemas en favor de 'Il Dottore', rompiendo una racha de cinco carreras sin conocer el sabor de la victoria, que adelantó al de Castellar del Vallés en la primera vuelta para alcanzar la primera plaza que no abandonaría hasta cruzar la bandera a cuadros.

   La salida no fue en esta ocasión un lastre para Pedrosa. El de Honda llegó al primer giro en primera posición mostrando una gran seguridad y dispuesto a dar el 'do de pecho' ante su afición, más rapidamente, ya en la primera vuelta, tuvo que ceder su privilegiada posición a Rossi que en uno de sus circuitos favoritos no tardó mucho en demostrar quién es, para sumar su séptima victoria sobre el trazado jerezano.

   El tercer sector comenzó a marcar las diferencias del duelo italo-español. Rossi, vuelta a vuelta, fue ampliando las diferencias con un ritmo de 1 minuto y 41 segundos imposible de igualar por sus rivales, que tuvieron que ceder y dedicarse a conservar sus posiciones.

   Por detrás, Toni Elías (Honda), con un mal comienzo de carrera, en gran medida por la elección de un compuesto excesivamente duro, comenzó a remontar posiciones como un coloso y pasando a rivales con una facilidad impropia de esta categoría, para alcanzar la cuarta plaza, mientras que Carlos Checa no pudo luchar en ningún caso con los de delante, a pesar de lo que se presumía a tenor por los resultados de todo el fin de semana, y tuvo que conformarse con la sexta plaza.

   Las últimas vueltas fueron un paseo para el italiano, que se mostró muy superior durante toda la carrera, y se dedicó a regular fuerzas para sumar su primera victoria en el mundial y situarse al frente de la clasificación de MotoGP.

250 cc: Lorenzo y Bautista, doblete español

   El piloto español Jorge Lorenzo (Aprilia) se hizo con la victoria en la categoría de 250 cc tras una carrera de auténtico lujo en el que junto con Álvaro Bautista (Aprilia) y el italiano Andrea Dovizioso (Honda), segundo y tercero respectivamente, dieron un espectáculo de adelantamientos en las últimas diez vueltas.

   Los tres pilotos que coparon el podio, junto con Héctor Barberá antes de su caída, ofrecieron un espectáculo increible, en una carrera emocionantísima, más propia del octavo de litro, en el que ningún piloto consiguió una diferencia superior a un segundo y que no se resolvió hasta los últimos giros.

    La carrera pareció romperse en la primera vuelta, en gran medida por la caída de Marco Simoncelli, compañero de Roberto Locatelli, confirmando así un fin de semana totalmente aciago para el equipo Gilera. Eso permitió a Dovizioso (Honda) y los españoles Lorenzo (Aprilia) y Barberá (Aprilia) tomar unos metros de ventaja.

   Los tiempos del fin de semana presagiaban una victoria fácil para el mallorquín, sin embargo, y tras unas primeras vueltas de 'tanteo', Lorenzo empezó a perder posiciones. Primero fue su eterno enemigo Barberá, y posteriormente Bautista (Aprilia) que tras quedarse en tierra de nadie se unió al grupo de cabeza e inició una remontada propia de un campeón.

   Todo hacía presagiar que Jorge tenía problemas en su moto, probablemente en el 'chatering', y es que la rueda, sobre todo la trasera, parecía no tener el suficiente 'grip' y comenzaba a saltar, sin embargo, cuando las carreras comienzan a decidirse, el actual campeón del mundo de la categoría demostró que lo único que hacía era reservarse, para terminar haciendo historia y convertirse en el segundo piloto, tras Luca Cadalora en 1992, que consigue la victoria en dos carreras consecutivas en el año de defensa de su título.

   Las últimas cinco vueltas fueron memorables, tras la recta que da acceso a las curvas Ángel Nieto y Peluqui se vivieron los mejores adelantamientos, tanto interiores como exteriores, incluso dos pilotos a la vez, y poniendo en pie las gradas de Jerez en una de las mejores carreras de los últimos tiempos.

   Mención especial merece el otro pupilo de Dani Amatriaín, Alex Debón (Aprilia), que tras partir desde la séptima plaza de la parrilla, alcanzó el quinto puesto, mientras que Julián Simón (Honda), tras una mala salida que le retrasó a la novena plaza, tuvo que abandonar tras sufrir una caída.


125 cc: Faubel tercero y Espargaró cuarto

   El piloto húngaro Gabor Talmacsi (Aprilia) se llevó la victoria en la categoría de 125 cc. tras una última vuelta frenética en la que el checo Lukas Pesek (Derbi) estuvo a punto de robarle la victoria, mientras que el español Héctor Faubel (Aprilia), con problemas en los neumáticos, alcanzó el tercer puesto del cajón.

   En una última vuelta emocionantísima, y tras un error del checo en la última curva, Talmacsi consiguió su cuarta victoria en la categoría, mientras que, por detrás, el protagonismo español se hizo notar y es que tres pilotos Aprilia, Pol Espargaró, Sergio Gadea y Pablo Nieto, fueron finalmente cuarto, quinto y sexto, respectivamente.

   Matia Passini (Aprilia), 'pole position' en el día de ayer y relegado a la última plaza de la parrilla por unos problemas mecánicos en la vuelta de reconocimiento, a lo que se sumó una caída por la que tuvo que abandonar, dejó vía libre a Pesek y Talmacsi para disputarse una victoria que a mitad de la prueba parecía en la mano del húngaro sin ningún problema.

   Sin embargo, una remontada fulgurante de Pesek permitió a las gradas de Jerez vivir unas últimas vueltas de infarto al estilo de las carreras del octavo de litro, en las que Talmacsi no quiso ceder la primera plaza en ningún momento, mientras que el checo parecía esperar al último momento para dar el hachazo final.

   Siguiendo la tradición tuvo que ser la famosa curva 'Peluqui' la que viviera el cambio de posiciones, sin embargo la carrera todavía guardaba una sorpresa final.

   En la última curva a entrada a meta, y con Talmacsi lejos del rebufo del checo, Pesek tenía la victoria en el bolsillo, más un error del piloto de Derbi que se subió al piano, permitió al pupilo de Jorge Martínez Aspar apurar al máximo y salirse de la aspiración para ganar la carrera por tan sólo 14 milésimas.

   De la 'armada española', mención especial merece Pol Espargaró (Aprilia), que con una salida fulgurante se colocaba segundo después de trazar la primera curva. Motivado al máximo, el catalán luchó por conservar la posición, sin embargo, la mayor velocidad punta de sus rivales, impidió al joven de tan sólo 15 años mantener ese fuerte ritmo y, poco a poco, cayó hasta un segundo grupo donde lucharía con sus compatriotas por alcanzar la cuarta plaza, su mejor resultado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios